¿En qué estamos fallando?

0
294

Curicó ha sido una de las comunas particularmente “golpeadas” por la segunda ola de la, por desgracia, todavía vigente emergencia sanitaria producto del Covid-19. Tomando en cuenta la Región del Maule, durante las últimas semanas la comuna de Curicó ha estado a la cabeza tanto, por nombrar solo algunos ítems, en las cifras de nuevos casos por Covid-19 como en contagios activos. También ha sido tristemente protagonista en los números ligados a los decesos asociados a dicha enfermedad. Solamente observando el dato ligado a los casos activos, Curicó (709) más que duplica a sus cercanos “perseguidores”, en este caso, Linares (319) y Talca (313). A fin de dilucidar aquel escenario, como medio de comunicación, en diversas oportunidades hemos formulado dicha interrogante a distintas fuentes, obteniendo siempre una respuesta más o menos parecida: “el grueso de los contagios se concentra en el ámbito intradomiciliario”. Claramente Curicó no ha respondido de acuerdo a la “media” que muestra la región, tomando además en consideración la diferencia en la cantidad de habitantes que existe con otras urbes ¿Es ahí entonces donde estamos fallando? Nos referimos a la realización de “fiestas”, “carretes” “cumpleaños”, “asados” o de “encuentros familiares” que superan los números de participantes que recomienda la autoridad sanitaria. En redes sociales también se plantea que falta fiscalizar más a las empresas que han seguido funcionando, por ejemplo, las ligadas al ámbito agrícola o frutícola ¿Se está fallando en la forma cómo se fiscaliza?

Respecto a la red asistencial, se bien a nivel local ha sido reforzada, de todas maneras, en su momento se ha debido “trasladar” a pacientes a otros puntos del país. El sistema está “muy tensionado”, ni hablar de quienes se desempeñan en aquel ámbito, que presentan un desgaste no menor.   

A la hora de los balances respecto a las medidas que se han tomado, claramente, por los resultados que se siguen presentando, son insuficientes. Por lo mismo, autoridades ya se están refiriendo al desarrollo de más acciones destinadas a revertir este negativo escenario, con una nueva Cuarentena (la tercera para Curicó), que se está haciendo “eterna”.

Pero nada de lo que se haga resultará, si desde nuestro ámbito en particular, nos desviamos de las conductas básicas de protección que se han recomendado una y otra vez: uso de mascarillas, distanciamiento social y lavado frecuente de manos.