Diálogo y acciones concretas

0
156
Editorial

Luego de una semana de declaraciones cruzadas, descalificaciones y peleas entre autoridades que finalmente no solucionaron nada, se reunieron para conversar sobre las medidas que se pueden implementar en Curicó para bajar la movilidad de las personas y así prevenir contagios de Covid-19, en una nueva semana de Cuarentena en la comuna.

Se acusaron de abandono, desinformación, que si gastaron o no los recursos, que si rindieron o no el dinero de tal o cual programa; que si el programa se podía ejecutar o no.

La verdad es que este tipo de discusiones a través de los medios de comunicación, en nada ayudan a solucionar los problemas que la comuna de Curicó o cualquier otra en la Región del Maule está teniendo actualmente.

La “Ciudad de las Tortas” registró más de 600 casos nuevos de Covid-19, y la movilidad que se pudo apreciar en las calles, avenidas, en el centro de la ciudad, fue prácticamente la de una comuna que no está en Cuarentena total, con largas filas en las afueras de bancos y notarías y los estacionamientos de los supermercados repletos durante toda la semana.

Entonces, ¿para qué sirvió una semana de discusiones? Para nada.

Este fin de semana, finalmente, se reunieron el alcalde de Curicó, Javier Muñoz; el intendente del Maule, Juan Eduardo Prieto; el gobernador de Curicó, Roberto González; los seremis de Salud y Transportes, Marlenne Durán y Carlos Palacios, respectivamente; el jefe de la Defensa Nacional en el Maule, general Luis Rojas y un representante de Carabineros.

En la oportunidad, las autoridades pudieron evaluar lo que está ocurriendo en la comuna de Curicó, a través del mapa de calor que muestra las zonas en la ciudad que tienen mayores contagios y así poder realizar acciones de sanitización enfocadas en esos puntos y otro tipo de medidas. 

Además surgió nuevamente la idea de establecer una restricción vehicular tanto en Curicó como en Talca, tarea que quedó en manos del seremi de Transportes. 

Por otra parte, habrá mayor fiscalización sobre el correcto uso de los permisos temporales y los permisos de trabajo, con el objetivo que estos se usen de manera correcto. Y finalmente, se le solicitó a la seremi de Salud la fiscalización de fiestas que se realizarían durante los fines de semana.

Entonces, ¿qué sirve más, una semana discutiendo o una reunión de coordinación? Juzgue usted.