Anuncian fuerte fiscalización en la costa curicana

0
529

CURICÓ. Cientos de personas se han trasladado este verano a localidades como Duao e Iloca, para disfrutar de un merecido descanso tras casi un año de pandemia, la que ha estado marcada por largas cuarentenas totales, por ejemplo, en comunas como Curicó. Por tal motivo, como un balde de agua fría cayó la noticia de que Licantén y Vichuquén retrocedieran a Transición en el plan Paso a Paso, con lo que habrá confinamiento en esas zonas de la región los fines de semana y días festivos, a no ser que se desplacen con permisos especiales.

Ajeno a la reacción de la comunidad, el gobernador provincial, Roberto González, puntualizó que ya se comunicó con los alcaldes del borde costero de la puerta norte del Maule, para analizar lo decretado por las autoridades sanitarias. “Tomamos contacto con los alcaldes de dichas comunas para coordinar la fiscalización y el control de esta medida”, indicó.

MÁS COMPROMISO

La autoridad precisó que por más que se decreten medidas, la gente debe poner de su parte para bajar el número de contagios, los cuales se han concentrado en contactos en  domicilios y aglomeraciones, donde no se ha respetado el distanciamiento físico o no se ha usado la mascarilla. 

“Necesitamos reducir la movilidad, que la población pueda entender que la pandemia sigue entre nosotros, que no debemos normalizarla”, dijo. Roberto González agregó que “hoy más que nunca necesitamos del compromiso y el apoyo de todos para superar el Covid-19 y para avanzar en este plan Paso a Paso”.