Gremio de Enfermeras advierte catástrofe sanitaria con más de 40 mil contagiados en algunos meses más

0
689
El gremio plantea que la vacunación no es un proceso instantáneo y, muy probablemente, éste necesitará de todo el 2021 para aspirar a una inmunidad de rebaño.

Cifras. Durante las últimas tres semanas, se ha observado un aumento sostenido de los contagios, con sincronía en todas las regiones, lo cual acerca rápidamente a las cifras de junio-julio de 2020.

TALCA. El Subdepartamento de Investigación de la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermeras y Enfermeros de Chile (Fenasenf), encabezado por los directores nacionales María Toro y Mateo Galleguillos, entregó el estudio: “Chile en pandemia: análisis para enfrentar una posible catástrofe en el otoño-invierno 2021”, que alerta que Chile se expone a una catástrofe sanitaria de proporciones, con un colapso del sistema sanitario inédito, considerando que el comportamiento que nuestro país ha tenido se asemeja a lo vivido por países europeos, que han aumentado entre cuatro a seis veces las cifras de contagios en la llamada segunda ola o rebrote. “Si no se cambia la estrategia, tendremos una catástrofe sanitaria con 40.000 contagiados en unos meses más”, declaró María Toro.
Los resultados son producto de un análisis exhaustivo de la información nacional e internacional disponible, respecto al número de casos nuevos; las tasas de mortalidad; las características de las “segundas olas” en Europa; el manejo de las autoridades y los procesos de vacunación.

ANÁLISIS
El estudio sostiene que, a diferencia de los países europeos, que han presentado un rebrote de la enfermedad luego de bajar a tasas de contagios mínimos, en Chile nunca se ha logrado disminuir la incidencia por debajo, en promedio, de los 1.500 contagios diarios. A eso se suma que hay una letalidad comparativamente más alta, lo que deja al país en una situación muy vulnerable en esta segunda ola.
Agrega que, durante las últimas tres semanas, se ha observado un aumento sostenido de los contagios, con sincronía en todas las regiones, lo cual acerca rápidamente a las cifras de junio-julio de 2020. “El peak de contagios en Chile se produjo en invierno y dada la evolución de la pandemia, el actual contexto hace pensar que, durante los meses fríos de este año, el número de contagios fácilmente cuadruplicará la cifra de julio 2020, pudiendo alcanzar a los 40.000 casos positivos diarios. Lo que está ocurriendo en el hemisferio norte, con un rebrote de la pandemia de mayor magnitud que la primera ola, corrobora que nuestro país podría enfrentar un escenario similar o peor.  Llama la atención que, aún cuando estamos en verano, estación que mitigaría la expansión del virus, eso no ha ocurrido”, recalca.
Luego, plantea que la vacunación no es un proceso instantáneo y, muy probablemente, éste necesitará de todo el 2021 para aspirar a una inmunidad de rebaño, ya que la vacunación debe alcanzar a un gran porcentaje de la población (expertos hablan de 15 millones de personas), para lograr los efectos inmunitarios deseados.
“Hay menos personal de la salud disponible (cerca de un 25% menos), ya sea por licencias médicas, agotamiento o vacaciones aplazadas, entre otros. Además, este personal ya no tiene la misma energía física y mental que tuvo en los meses anteriores, ya que el desgaste de los equipos de salud es dramático. A ello se suma que la red privada está presentando inconvenientes en la prestación de camas críticas, ya que algunas entidades han acusado incumplimiento del Estado en los pagos correspondientes a ello. El Ministerio de Salud ha instruido a los hospitales a aumentar la capacidad de camas críticas para evitar el colapso, lo cual no resulta ser una medida eficaz, ya que agrega estrés a estos servicios, ya sobrecargados”.

MEDIDAS
La Federación de Enfermeras mantiene que las autoridades siguen con una estrategia reactiva, dando énfasis a la atención de los enfermos y no a las medidas preventivas de contagio. Indica que, en este plan, las cuarentenas dinámicas parecieran ser la medida más eficaz considerada por el Gobierno, lo cual ha quedado demostrado que no es así.
“Tampoco hay mejoras en la entrega de los mensajes por parte de la autoridad. Hablar de “cifras alentadoras”, como lo hizo el Ministro de Salud el lunes 18 de enero, ante una leve mejoría en los contagios, es altamente preocupante. Las autoridades, y probablemente también la población, han naturalizado la muerte por Covid-19 y solo se refieren a cifras, olvidando que cada una de ellas significa una persona y miles de familias destrozadas”.
De manera urgente, el gremio sugiere el control real de las fronteras, con test de PCR antes y después de la llegada al país, y con cuarentena posterior obligatoria; mantener la tasa de testeo; retomar el control de la trazabilidad y aislamiento efectivo de los contagiados y seguimiento de éstos y sus contactos.