Caso de militar que perdió sus piernas tras accidente arriba a un acuerdo reparatorio

0
3047
El acuerdo reparatorio implica que la víctima reciba un total de 45 millones de pesos.

Proceso simplificado. Juez fijó para el próximo 30 de junio la audiencia para verificar el pago de 45 millones de pesos a la víctima (Alexis Brayan Castillo Salgado) y de ser así, dar por sobreseído el caso, es decir, como “cerrado”. 

CURICÓ. Con el compromiso del pago de 45 millones de pesos, como parte de un acuerdo reparatorio entre víctima y victimaria, arribó a su fase final el caso que ha girado en torno al accidente que ocurrió en enero del año pasado y que terminó con un soldado con sus piernas amputadas, luego de ser arrollado durante un proceso de fiscalización en el sector Zapallar de Curicó.
Recordar que ese hecho se registró en la noche del viernes 8 de enero del 2021 frente al Condomio El Remanso de Zapallar, en la parte oriente de Curicó. Por allí, Nicol Orellana Vidal, de 44 años de edad, avanzaba en su camioneta por la calle Ángel Lago, presumiblemente no percatándose de la presencia de una patrulla militar, atropellando al cabo segundo de ejército, Alexis Brayan Castillo Salgado.
El joven soldado, domiciliado en el sector Sol de Septiembre de Curicó, integrante del Regimiento Nº 16 de Talca, acababa de bajar del jeep militar para, junto a los compañeros de patrulla, para desarrollar un control de toque de queda a dos ciclistas que transitaban por el lugar.
Castillo Salgado, por protocolo militar, se había colocado tras el jeep, siendo embestido sorpresivamente por la camioneta guiada por Nicol Orellana, resultando el soldado con lesiones de extrema gravedad que obligaron su urgente traslado el Hospital de Curicó, donde ambas piernas resultaron amputadas. 

PROCESO SIMPLIFICADO
En el Tribunal de Garantía de Curicó y en un proceso simplificado, ayer lunes, se determinó llevar adelante un acuerdo reparatorio, ya concordado con antelación entre las partes, es decir, entre el militar Bryan Castillo Salgado y la conductora causante del accidente, según explicó en la audiencia el abogado defensor de esta última, Vinko Fodich.
“La parte que represento, a Nicol Orellana, con la parte querellante, hemos llegado al acuerdo reparatorio que consiste en el pago de una suma única y total, en un solo pago, de 45 millones de pesos (…) ese es básicamente el acuerdo (…) queremos (además) tomar una audiencia para verificar el pago o el cumplimiento de lo acordado y consecuencialmente en esa audiencia (aplicar) el sobreseimiento”, agregó el abogado defensor privado.
El magistrado que encabezó la audiencia realizó las consultas respectivas, tanto al soldado, como también a Nicol Orellana, quienes contestaron en forma afirmativa, sellando el acuerdo reparatorio. A la vez el juez fijó para el próximo 30 de junio la audiencia para verificar el pago de los 45 millones de pesos a la víctima y de ser así, dar por sobreseído el caso, es decir, como “cerrado”. 

JUSTICIA MILITAR
Otro de los puntos abordados en esta audiencia, correspondió al otro imputado, Luis Osvaldo Ahumada Gajardo, soldado que conducía el jeep involucrado en el accidente, y en torno a quien el segundo juzgado militar de Santiago pidió al Tribunal de Garantía declararse incompetente, para su caso ser revisado por la justicia militar.
Finalmente, con oposición de la fiscalía, el juez de Garantía resolvió traspasar los antecedentes del caso de este soldado a la justicia militar que resolverá su situación. A la audiencia no se permitió el acceso a los medios de prensa.