Agrupación medioambiental solicita que playa de Llico no sea intervenida

0
422
Desde la agrupación medioambiental Aitué de Vichuquén, indicaron que harán “todo lo que sea necesario, para poder evitar la manipulación de la desembocadura”.

Obras podrían materializarse durante la semana en curso. Desde la agrupación medioambiental Aitué de Vichuquén, su presidente Luis González descartó que de no hacerse dicho trabajo “todo el sistema hídrico” de dicha zona costera se encuentre “en peligro”.

 VICHUQUÉN. En contacto con diario La Prensa, el presidente de la agrupación medioambiental Aitué de Vichuquén, Luis González manifestó su rechazo a la idea de que se intervenga la playa de Llico, tal como fue solicitado desde la Unión Comunal del lago Vichuquén. Cabe recordar que, por estos días, producto de las altas mareas, la desembocadura “está abierta”, escenario que según desde la Unión Comunal del lago Vichuquén pone en peligro “todo el sistema hídrico” presente en dicha zona del Maule, que incluye el estero Llico, la laguna Torca y el lago Vichuquén. “Eso no es así. Que nos demuestren científicamente que eso sea así (…) Si usted quiere hacer una intervención en un espacio de uso público, que está aledaño a una Reserva Nacional, tiene que someterse a un estudio de impacto ambiental o a una declaración al menos y eso no ha existido nunca. El protocolo que hay (de abrir y cerrar la desembocadura), a nuestro parecer es ilegal”, indicó de entrada al respecto el propio Luis González. “Déjenla tal cual, en 10 o 15 días más la desembocadura se va a cerrar sola. Dejen de manipular ese lugar. Los ecosistemas funcionan solos, de alguna u otra forma la naturaleza se encarga de curarse solita”, acotó.

ECOSISTEMA
González subrayó que, por estos días, en la aludida zona, “el agua está transparente, clara” “Usted puede ver los peces, los cardúmenes como andan si es que se pone en un puente a observar, se ven las conchitas y eso es lo que queremos, que siga así. Cuando está cerrado, empieza a proliferar el exceso de materia orgánica, la planta de tratamiento suma coliformes fecales (…) Y eso ha traído resultados negativos hacia el humedal de laguna Torca”, dijo. “No podemos adaptar los ecosistemas a nuestra comodidad. Nosotros los humanos tenemos que adaptarnos a los ecosistemas. Me parece irrisorio cuando tratamos de manejar todos los recursos naturales a nuestra disposición”, subrayó. A su juicio, la aludida intervención más bien responde a los intereses de quienes tienen casas a orillas del lago Vichuquén, muchos de los cuales no han respetado el propio ecosistema de aquel lugar, sacando, por ejemplo, vegetación, la cual cumple un rol clave “de equilibrio”.

LO QUE SEA NECESARIO
Por lo menos hasta el cierre de la presente edición, el citado sector no había sido intervenido (la semana pasada se indicó que dicha labor podría ser ejecutada en la semana en curso). Luis González recalcó que por parte de quienes integran la agrupación medioambiental Aitué de Vichuquén, más el apoyo de vecinos harán “todo lo que sea necesario, para poder evitar la manipulación de la desembocadura”. “Quizás a muchas personas les puede molestar este ruido, por así decirlo, que hemos hecho, al alcalde (Patricio Rivera) le puede molestar, a otras autoridades a nivel regional, pero nosotros lo hacemos porque queremos proteger los recursos naturales, para proteger nuestros ecosistemas. No es con el fin de molestar a la Unión Comunal (de lago Vichuquén) o de molestar al alcalde. No tiene ese objetivo (…) Algunos tienen más conciencia, otros no tanta, a algunos no les importa, pero a mí sí me importa y quiero defenderlo, a pesar de que yo no nací en esta tierra, pero me siento con el derecho de hacerlo, porque aquí nacieron mis hijas, mi señora es de acá. Que un ecosistema se esté destruyendo, es muy grave”, concluyó.