Sigue enigma por desaparición de trabajador agrícola en precordillera

0
723
Ricardo Rebolledo Gajardo, de 33 años, fue visto por última vez el 6 de noviembre en el camping Siete Tazas. Pese a las labores de búsqueda en el sector, aún se desconoce sobre su actual paradero.

Familia siente que búsqueda “se estancó”. La noche del sábado 6 de noviembre fue la última vez que se tiene registro respecto del paradero del trabajador agrícola, Ricardo Rebolledo Gajardo de 33 años.

MOLINA. La noche del sábado 6 de noviembre fue la última vez que se tiene registro respecto del paradero del trabajador agrícola, Ricardo Rebolledo Gajardo de 33 años. Había asistido al cumpleaños de su jefe, trasladándose desde Talca a un camping (Los Campitos) del sector Siete Tazas. Su familia se enteró de la desaparición de Ricardo a la tarde del día siguiente, por lo que el 8 de noviembre estamparon la respectiva denuncia por presunta desgracia, lo que activó el desarrollo de una serie de operativos de búsqueda. “Como que se lo tragó la tierra. No lo hemos pillado por ningún parte, nadie ha dado alguna información de él, nada”, señaló al respecto Ximena Gajardo, la madre de Ricardo a Chilevisión Noticias.
A la fecha, el único “dato duro” con el que cuentan fue la aparición del celular de Ricardo, con “varios mensajes borrados”. Por desgracia, según lo recalcado por la propia familia, aquel trabajo solo se habría llevado a cabo por algunos días, sin mayores resultados. En tal contexto, reconocen que sienten cierto “abandono”. “Carabineros, Bomberos de todos sectores, ayudando en la búsqueda. Eso duró hasta el día viernes, porque hasta el día sábado (13 de noviembre), nosotros fuimos y no había nadie para arriba”, dijo.
Con todos los antecedentes que ha recabado, la madre del trabajador agrícola estima que a su hijo “pudieron haberle hecho daño”, puesto que, por la relación que tenía, “como sea” él ya se hubiese comunicado con ella.
Por su parte, Álvaro Rebolledo, hermano de Ricardo, también formuló algunos reparos, respecto a los datos que se podrían obtener gracias a las declaraciones de las más de 50 personas que estaban aquella noche en el camping.  

CÁMARAS DE SEGURIDAD
Imágenes de cámaras de seguridad del camping donde fue por visto por última vez Ricardo, forman parte como antecedentes de la respectiva investigación. De hecho, en aquel material se observa que aquella noche, él fue quien estuvo a cargo de la preparación de un asado. La incógnita para poder saber qué fue del paradero de Ricardo aumenta sobre todo considerando las características de la zona donde está ubicado el camping. Se trata de un lugar “muy complejo” para realizar una búsqueda “más profunda”.