No hay caso: nuevo accidente da cuenta sobre la necesidad de instalar reductores de velocidad

0
1235
La ocurrencia de un nuevo accidente de tránsito volvió a poner en la palestra la necesidad de instalar un reductor de velocidad en la avenida O’Higgins, metros antes de la curva ubicada frente al Mall Curicó.

Villa San José. “Se ha planteado la idea (de instalar un reductor de velocidad), pero no sé qué están esperando ¿Qué fallezca alguien?”, manifestó un vecino del sector, recalcando que se trata de una materia que ha sido puesta en conocimiento a diversas autoridades.  

CURICÓ. A pesar de las advertencias dadas a conocer por los propios vecinos que residen en las cercanías, una vez más la curva presente frente al Mall Curicó (avenida O’Higgins) en dirección hacia el sur fue testigo de un accidente de tránsito, que pudo haber tenido mayores consecuencias. Lo concreto es que, a temprana hora del pasado viernes, un taxi concluyó su carrera junto a unas rejillas de protección ubicadas en dicho punto. Si bien lo más probable es que el “resbaladizo” pavimento producto de la lluvia, haya sido uno de los factores que desencadenó aquel episodio, los vecinos insisten que la “solución definitiva” que impediría la ocurrencia de hechos de tal naturaleza, es necesariamente la instalación de reductores de velocidad, popularmente conocidos como “lomos de toro”. Se trata de un “temor” que es permanente, que de hecho quedó reflejado en una publicación anterior en este mismo medio, a fines de mayo del año pasado, oportunidad donde también se dio cuenta de un accidente de tránsito, donde el exceso de velocidad “hizo de las suyas”.

SIN SOLUCIÓN
Vecinos que residen en la Villa San José volvieron a plantear a diario La Prensa la “urgente necesidad” de que se instalen reductores de velocidad en el citado punto, recalcando que se trata de una materia que ha sido expuesta a diversas autoridades de carácter local, sin obtener a la fecha algún tipo de respuesta. “Se ha planteado la idea (de instalar un reductor de velocidad), pero no sé qué están esperando ¿Qué fallezca alguien?”, fue lo que en tal oportunidad nos señaló uno de los vecinos, que solicitó mantener en reserva su identidad. Cabe señalar que se trata de una vía que detenta un “alto tráfico” vehicular, que por sus características “invita” a los conductores a “aumentar” su velocidad tratándose de una zona netamente urbana, a escasos metros de un supermercado, por ende, también con un “constante” tránsito peatonal. De hecho, el propio vecino aludido en esta nota asegura “haber perdido la cuenta” de los accidentes que en tal punto han ocurrido, recordando, por ejemplo, aquella oportunidad cuando el conductor de un vehículo concluyó su carrera justo en el frontis de una clínica ubicada en dicho sector.