Impulsan plan preventivo de incendios forestales en zonas de riesgo de la región

0
701

Alianza. La Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Católica del Maule y el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred) comprometieron un trabajo en conjunto. 

Talca. Los incendios forestales causaron estragos en diversos sectores del país durante el verano del 2023, por lo que se busca prevenir que este escenario se repita en la próxima temporada estival. Sin embargo, el panorama no se ve favorable por las condiciones que se esperan de temperatura, viento y humedad. Ante ello, el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales (Facaf) de la UCM, Claudio Fredes, en conjunto con la académica del Departamento de Ciencias Forestales, Carmen Bravo, sostuvieron una reunión de coordinación con el director regional de Senapred, Carlos Bernales, para comenzar con un plan preventivo de incendios forestales en las zonas de riesgo de la región. “Estamos muy preocupados por lo que se avizora esta temporada, nos comentaban que antiguamente las condiciones eran de 30% viento, 30% de temperatura y 30% de humedad para que se produzca un incendio, pero ahora cambió a 70%, 40% y 10%, o sea son condiciones extremas que para el combate se hace casi imposible”, comentó Fredes tras la reunión. “Hacemos un llamado a las empresas privadas, a todos los organismos públicos, educacionales y religiosos como la diócesis y todas las iglesias a sumarnos a una campaña preventiva en relación a evitar los incendios forestales en nuestra querida Región del Maule, en nuestro querido bosque de Vilches, de Ancoa, de Potrero Grande y de toda la región. Queremos mantenernos con un ambiente sano”, complementó el decano de la Facaf.

SENAPRED

En tanto, el director regional de Senapred, Carlos Bernales se refirió a la importancia de generar alianzas para promover la prevención. “Nos hemos reunido con la Universidad Católica del Maule, donde a través de una alianza estratégica público-privada, y vamos a trabajar en cuatro sectores de la Región del Maule con las comunidades para hacer prevención y así aportar con un granito de arena desde la academia, desde la empresa privada y desde los servicios públicos para la prevención de incendios forestales, que se viene muy fuerte esta temporada”, sostuvo. En cuanto a las condiciones climáticas, Bernales indicó que “de acuerdo a la Dirección Meteorológica de Chile, la temporada 2023-2024, en la zona centro sur del país, incluida la Región del Maule, tienen una situación muy complicada para el tema de incendios forestales. Esto producto de las altas temperaturas que vamos a tener durante la época estival, a la gran carga combustible que tenemos en la región, asociada a la cantidad de agua que cayó en invierno, vamos a tener mucho material fino muerto de gran altura, lo que lo hace ser mucho más vulnerable ante cualquier fuente calórica”, dijo.

ADVERSO ESCENARIO 

Ante este adverso escenario que se prevé, la académica del Departamento de Ciencias Forestales de la UCM e integrante de la Mesa Forestal, Carmen Bravo entregó diversas recomendaciones. “Una muy buena posibilidad que tenemos es la prevención y ahí tenemos que utilizar recursos, justamente la tecnología que tenemos hoy día disponible para la detección oportuna, para la prevención y también es muy importante la colaboración de la comunidad local y también la que llegue a un lugar (turistas) para poder conocer el territorio, valorarlo y conocer en qué impacta cada una de sus actividades. Tenemos que trabajar fuertemente en eso para evitar las ocurrencias y así no enfrentarnos a una propagación tan alta”, dijo Carmen Bravo. Y agregó: “Siempre con una visión muy preventiva pero también proactiva, imaginando cuál es el próximo escenario para que estemos preparados, aquí necesitamos mucha voluntad y el compromiso de las personas. La colaboración y solidaridad pasan a ser hoy en día dentro de la ética ambiental uno de los factores relevantes, reconociendo que por ahí está la solución a varios problemas”.