Víctor Massa Barros: “La Prensa marca presencia en tres siglos de la historia regional”

0
365
Víctor Massa Barros, director de La Prensa destaca el recorrido histórico de este medio de comunicación.

Especial 125 años de diario La Prensa. Asumió la gran responsabilidad de conducir un medio de comunicación que ha marcado una ruta informativa de gran trascendencia en el país.

CURICÓ. Víctor Massa Barros asumió la gran responsabilidad de conducir un medio de comunicación que ha marcado una ruta informativa de gran trascendencia en el país. Diario La Prensa se encuentra entre los diarios de mayor prestigio en Chile, logrando la aprobación ciudadana para seguir existiendo por tanto tiempo. El directivo destaca que estos 125 años de vida están incluidos en tres siglos del acontecer periodístico, finales del XIX, todo el XX y ahora son 23 años del XXI; un medio que ha sobrevivido a diversas circunstancias del acontecer nacional, político y social, y eso es una hazaña que transforma a diario La Prensa en parte importante de la historia de la Región del Maule. “Nuestro diario va registrando la historia no tan solo en el día a día, sino que también para las próximas generaciones. Estoy muy ligado al diario, vinculado con mi padre (Manuel Massa Mautino), quien fue presidente del Consejo Directivo y luego director. Siempre participé, desde niño, en las actividades ligadas al diario, como los paseos a la piscicultura para celebrar el Día del Trabajo. Cuando La Prensa estaba frente a la Plaza de Armas, pasaba junto a otros niños a jugar en este edificio, conocíamos las linotipias y compartíamos, junto a mi hermano, con los que estaban trabajando en los recordados tipos de plomo, con los que antes se hacían las letras”, recuerda. También señala que por circunstancias de estudios dejó Curicó, pero volvió a la ciudad a trabajar y se integró al Consejo Directivo, cargo en el que lleva más de 20 años. Por decisión del mismo consejo mismo del diario fue nombrado director gerente, designación que le hace sentirse con la enorme responsabilidad que conlleva este cargo, asegura. Manifiesta, además, que la vida de diario La Prensa trasciende a las personas, por lo que es fundamental mantener y, en lo posible, aumentar la circulación lograda junto a los colaboradores, quienes se esfuerzan día a día por cumplir los objetivos que se han ido planteando en bien de nuestros lectores, suscriptores, avisadores y la comunidad. También destaca que está muy consciente que hay que ser dinámicos y flexibles para adaptarse a los nuevos tiempos, circunstancias y tecnologías, ya que la información no solo está hoy en el papel, es digital, un servicio de medios de comunicación combinados para informar, educar y entretener, por lo que es necesario estar preparados para responder a las audiencias más jóvenes que no leen en papel.

LA DESINFORMACIÓN
Respecto al grave problema de la desinformación, que se ha ido generando en los últimos años en el país y en el mundo, Víctor Massa relata que fue el tema central en el reciente Encuentro de Diarios Regionales, donde se reiteró que la mala información no tan solo está perjudicando a Chile, sino que al mundo entero, lo que conlleva a quienes gobiernan el país, cualquiera sea su posición política, a cumplir el deber de educar a la población, una forma de combatir la desinformación.

LA PRENSA ES PATRIMONIO
Considerando que diario La Prensa es calificado como un verdadero patrimonio curicano, por la riqueza informativa, le consultamos por la posibilidad de lograr la digitalización de los valiosos archivos que reúne una gran gama de información histórica. Massa manifestó que se ha buscado el financiamiento por diversos medios como Fondart, Gobierno Regional y otros, pero no ha sido fácil. “El camino es difícil, pero no perdemos la esperanza, porque lo que existe en los archivos de La Prensa hay que cuidarlo, porque el material es muy frágil y representa un verdadero tesoro histórico para Curicó y la Región del Maule”.

EDIFICIO EN LA PLAZA
El edificio de diario La Prensa sigue impreso en la memoria colectiva de los curicanos, que lo recuerdan en la esquina de la Plaza de Armas, con su más que centenaria figura y se preguntan si volverá a su lugar de origen. El director responde que posterior el terremoto del 2010, que destruyó el edificio, la idea de la empresa siempre fue recuperarlo y se planteaba recrear la fachada que los curicanos recuerdan, iniciativa que se presentó al Consejo de Monumentos Nacionales, pero la rechazaron por considerarlo un “falso histórico”, por lo que había que representar un edificio del siglo XIX con la mirada del siglo XXI. Destaca que trabajaron casi cuatro años y lograron un buen proyecto, pero por circunstancias, económicas y políticas, como el estallido social y la pandemia la iniciativa quedó archivada y se ve difícil a corto plazo hacer realidad lo que los curicanos desean. “Hay muchas limitaciones y circunstancias que impiden volver a la Plaza de Armas, donde está nuestra identidad curicana”, terminó expresando.