Celso Morales señaló que seguirá ligado al ámbito público a través de una fundación

0
504

Subrayó que “no se moverá de Curicó”. De paso, dijo que en el ámbito laboral ha recibido ofrecimientos de asesorías en el mundo público y también, propuestas “de algunas entidades educacionales grandes”.

CURICÓ. En las que fueron sus últimas horas como miembro de la Cámara Baja, el ahora exdiputado Celso Morales, profundizó respecto al rol que cumplirá en adelante, recalcando que seguirá ligado al ámbito público, “al servicio de la comunidad”. Para ello, dijo, dará vida a una fundación, cuyo nombre y detalles dará a conocer en el transcurso de los próximos días, la cual precisamente tendrá como eje central el poder brindar apoyo a personas a fin de canalizar soluciones a sus problemas. Dicha instancia estará conformada por profesionales de experiencia en el ámbito público y también “gente del ámbito privado, que quiere colaborar y participar”. Morales subrayó que “no se moverá de Curicó”, señalando de paso que en el ámbito laboral ha recibido ofrecimientos de asesorías en el mundo público y también, propuestas “de algunas entidades educacionales grandes”, que quieren instalarse en ciudad cabecera norte del Maule. Cabe señalar que Morales concluye un periplo por cargos de representación pública que comenzó en su rol como concejal de Curicó, luego como alcalde de dicha comuna y, por último, su rol como diputado por el distrito 17. 

SATISFECHO
Respecto a una evaluación sobre su experiencia en el Congreso, Morales recalcó que siempre votó en conciencia, pensando en lo que era mejor para el país. “Uno siempre puede señalar que puede haber cometido errores, y que siempre se puede hacer más. Uno puede estar satisfecho, pero siempre pensando en que las cosas pudieron haber sido mejores en algunos aspectos, pero en la suma y resta, es una muy buena experiencia. Ahora de todo el tema público, mi mejor experiencia lejos son mis ocho años como alcalde de Curicó, eso no lo cambiaría por nada”, dijo.  

FUTURO
Por último, Morales manifestó su preocupación “por el futuro político del país”, sobre todo respecto al trabajo que saldrá desde la Convención Constitucional, materia que a su juicio “debería ser preocupación de muchos”. “La prioridad es el que tipo de Chile vamos a tener (…) Yo creo que el país puede cambiar radicalmente a lo que hoy día tenemos. Yo creo que no le hace bien al país hacer cambios radicales. Estos cambios tienen que ser consensuados, no se puede pasar una aplanadora respecto a refundar un país, como es Chile”, dijo. Por lo mismo, dijo, espera que en caso de que se modifique la actual Carta Magna, aquellos cambios estén “a la altura de los desafíos” que deberá enfrentar nuestro país.