Presidente de la Cámara de Comercio de Curicó criticó nuevo Plan Paso a Paso

0
672
Muchos curicanos han seguido usando la mascarilla para evitar problemas.

Medidas. Además, pidió analizar nuevamente la presencia de ambulantes en el centro de la ciudad.

CURICÓ. Si bien en los últimos días ha bajado el número de contagios de Coronavirus en todo el país, la pandemia sigue presente y hay que estar atentos.

En ese contexto, el presidente de la Cámara de Comercio de Curicó, Víctor Dacaret, dijo no entender las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno para enfrentar la crisis sanitaria.

“Las variantes del Plan Paso a Paso son absolutamente inentendibles porque se liberan algunas cosas y se restringe otras. Después del Covid 19, aparecieron nuevas cepas que han ido mutando y se hacen más resistentes a las vacunas, por lo que, con la eliminación de la mascarilla, más aún con el inicio de los fríos, hay propensión a contagios por lo que estimó no oportuna su eliminación”, apuntó.

En contacto con diario La Prensa, el dirigente aprovechó la oportunidad para hablar del incremento de la venta informal en el centro de la comuna, lo cual genera más aglomeración.

“El comercio en general ha recuperado su ritmo y se ve un movimiento fluido y contante, producto del aumento del movimiento comercial ha aumentado el comercio ambulante e ilegal sobre todo de extranjeros. Los ambulantes establecidos en calle Prat, que tenían que salir en diciembre, se fueron quedando y significó que atrasaran la contención del mega incendio de las calles Prat con Peña”, recordó.

MANO DURA

Por tal motivo, Víctor Dacaret solicitó a la municipalidad, especialmente al alcalde Javier Muñoz, iniciativas más concretas sobre el tema. “Se comprometió a sacarlos de la calle y cumplió, pero los instaló en la vereda. Ahora tenemos ambulantes no solo en calle Prat, sino también en Peña y otras”, indicó.

El presidente de la Cámara de Comercio de Curicó sostuvo que hay que analizar el problema con autoridades políticas y policiales. “Solicitaré al delegado presidencial que convoque a una reunión con la participación del alcalde, el jefe de seguridad municipal, Servicio de Impuestos Internos, Carabineros, el jefe de Fiscalía y el juez de policía local. Creemos que no es el momento de relajarnos y hay que poner mano dura ya”, remató.