Las reflexiones de Mario Undurraga a solo días de dejar el concejo municipal

0
591
“De repente por temas de concejo perdí viajes fuera del país por temas profesionales, tampoco pude ir a algunos cumpleaños de mi hijo cuando estaba estudiando en Viña del Mar, porque tenía concejo y todas esas cosas influyen”, dijo.

Militante de la UDI. Que la comuna de Curicó disponga de una nuevo Plan Regulador y el poder sacar el aeródromo de la ciudad son algunos de los “deseos” que el edil espera que se puedan cumplir a corto plazo.

CURICÓ. A solo días de tener que dejar su cargo como concejal, Mario Undurraga, reflexionó sobre algunas de las temáticas en la que trabajó de manera directa. Por ejemplo, la idea de mover el aeródromo General Freire del centro de la ciudad, para de esta manera “convertir” ese terreno en un parque metropolitano, espacio que permitiría concentrar el desarrollo de las distintas actividades turísticas que realiza el municipio. “El aeródromo era mi esperanza sacarlo del centro de la ciudad para tener un aeropuerto, lo que está bastante avanzado. Ya tenemos un convenio firmado con el club aéreo. Reuní a todos los senadores, una cosa histórica, en el club aéreo, con el presidente del CORE, con el alcalde (Javier Muñoz), después nos reunimos con el aeropuerto en Santiago y con el general que está a cargo de aeronáutica y con la dirección de aeropuertos del MOP, lo cual está bastante avanzado el tema de tener un aeropuerto, para eso dejarlo como un parque metropolitano, un parque donde se hagan los desfiles, la Fiesta de la Vendimia, la Fiesta de la Chilenidad, la feria de caldillos, todos estos temas para no tener que cortar el tránsito en Curicó, lo que va a ser parte de mi legado”, dijo. Otra de las “materias pendientes” está relacionada a la necesidad de que la comuna disponga lo más pronto posible de un Plano Regulador, que esté a la altura de las necesidades y desafíos que se han ido acumulando con el paso de los años. “Hay muchos proyectos de inversión para el centro de la ciudad. Muchos grupos habitacionales que están esperando lograr sus subsidios o proyectos de mejoramiento que están sujetos al Plano Regulador, porque ahí se sabrán las calles por dónde van y las áreas de extensión”, recalcó.

FAMILIA

Undurraga también se refirió a las implicancias que van de la mano con el trabajo que significa representar a la comunidad y compatibilizar los tiempos de carácter personal, recalcando la importancia de contar con un soporte familiar que entienda y acepte lo que eso significa. “No es fácil involucrar a la familia en esto. En el fondo por un tema laboral de los dirigentes vecinales, muchas actividades en los sectores poblacionales son fuera del horario de trabajo. Los parlamentarios están toda la semana afuera entonces las reuniones hay que hacerla los viernes en la tarde o sábado. Algunas inauguraciones son el domingo al mediodía, que es el día en que uno tiene o supone que es el almuerzo familiar y no está uno o tiene que elegir. De repente por temas de concejo perdí viajes fuera del país por temas profesionales, tampoco pude ir a algunos cumpleaños de mi hijo cuando estaba estudiando en Viña del Mar, porque tenía concejo y todas esas cosas influyen. Fueron 16 años en los que uno tenía que estar los primeros tres martes de cada mes más los concejos extraordinarios, las reuniones de comisión y las inauguraciones, entonces todas esas cosas son tiempo”, acotó.

CONSEJOS

Por lo mismo, en base a su experiencia, Undurraga se atrevió a entregar algunos consejos u observaciones a quienes dentro de los próximos días ingresarán al concejo municipal curicano. “La enseñanza para la juventud y para los nuevos concejales, es que hay que trabajar en conjunto por los temas de ciudad. Los temas políticos nosotros poca injerencia tenemos. No legislamos temas de leyes, ni de uno ni de otro tema. Nosotros manejamos presupuesto municipal, nuestras atribuciones tampoco son tantas, tampoco venimos aquí a cambiar el mundo, sino que, a aprobar presupuesto, aprobar o rechazar patentes de alcoholes, cambiar los nombres de las calles, modificaciones presupuestarias, el Pladeco, el Plan Regulador, no son muchas más nuestras atribuciones, pero eso ha sido una bonita experiencia, quedan hartas cosas por hacer en Curicó”, subrayó.