Tras las rejas quedaron mujeres que perpetraron robo a joyería

0
1110

Actuaron a rostro descubierto. Forzaron una vitrina, llevándose diversas joyas, que fueron avaluadas en casi cinco millones de pesos.

Curicó. Dos mujeres, con un amplio prontuario policial, fueron detenidas como autoras del robo a una joyería ubicada en el Mall Curicó. Corresponde a un hecho que ocurrió la tarde del 5 de julio pasado, cuando, a rostro descubierto, las mujeres “forzaron una de las vitrinas” de la tienda Pandora, procediendo a sustraer diversas joyas, las cuales fueron avaluadas en casi cinco millones de pesos. Tras ello, se dieron a la fuga en dirección desconocida.

INVESTIGACIÓN

Luego de que fuera ingresada la denuncia por el aludido delito, la Fiscalía dispuso la concurrencia “al sitio del suceso” de personal de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) de la Policía de Investigaciones (PDI). Según lo dado a conocer por el comisario Rodrigo Parra, jefe de la BIRO curicana, gracias a registros de cámaras de seguridad “se logró posicionar a dos mujeres, quienes con un destornillador rompieron la chapa” de una vitrina “sacando un paño de joyas”.

Tras una serie de indagatorias, junto con confirmar la identidad de las mujeres, Parra agregó que lograron establecer que dicho “modus operandi” era exactamente el mismo que se utilizó en otros tres delitos, perpetrados en las comunas de Curicó, Región del Maule y San Fernando, Región de O’Higgins. Junto con ello, a modo de comercializarlas, una de las autoras del robo incluso publicó en redes sociales las joyas que sustrajo.

DETENCIÓN Y FORMALIZACIÓN

La detención de Marisol León Muñoz y Krishna Riquelme Pincheira se concretó en sus respectivos domicilios en la comuna de El Bosque, Región Metropolitana. En el contexto de tales diligencias, detectives lograron recuperar parte de las especies que habían sido sustraídas.

El pasado 8 de julio, en el Juzgado de Garantía de Curicó se llevó a cabo la audiencia de control de la detención y formalización de cargos para las citadas mujeres. El fiscal Jaime Rojas indicó que el delito imputado fue el de robo en lugar no habitado. Junto con ello, atendido al extenso prontuario que cada una de los detenidas tenía, tratándose de delitos que atentan a la propiedad, a petición del propio Ministerio Público, el mencionado tribunal decretó la medida cautelar más gravosa que contempla el sistema, es decir, la prisión preventiva, fijando además un plazo para la correspondiente investigación de dos meses.