Comenzó proceso de desalojo de toma en la ribera del río Guaiquillo

0
756
Un mes tienen las personas para dejar ese terreno de propiedad municipal.

Etapas. Municipalidad “invitó” a dejar el lugar en forma pacífica, de lo contrario se deberá hacer uso de la fuerza pública.

CURICÓ. Tras un fallo judicial, se inició la primera etapa de la desocupación de la toma ilegal de terreno en la ribera del río Guaiquillo, conocido como “Nuevo Puerto Príncipe”.
El director jurídico del Municipio, Juan Barrera, dijo que la acción en terreno “se enmarca dentro de lo que fue la interposición de una querella, por usurpación violenta de un terreno”. El funcionario recordó que la acción judicial fue interpuesta en febrero de este año, ante el Juzgado de Garantía de Curicó. “Solicitamos al tribunal nos decretara una medida cautelar real, especial, que es el desalojo”, indicó. Puntualizó que la instancia accedió y dictó la resolución correspondiente, que se puede llevar a cabo con el apoyo de la fuerza pública. “Dentro de este marco, como Municipio lo que estamos realizando es dar inicio al desalojo, pero voluntario y pacífico”, resaltó.

INFORMACIÓN
Por tal motivo, Juan Barrera sostuvo que se instalaron tres letreros en los accesos de esa propiedad municipal, los que están escritos en español y creolé, debido a que la mayoría de los habitantes son ciudadanos haitianos. “Son para informar a los ocupantes ilegales de que disponen del plazo de 30 días, para los efectos de que hagan abandono de este terreno”, aseveró. Manifestó que de no producirse el desalojo, en los términos pacíficos, continuarán con el procedimiento establecido. Por lo tanto, “pasaríamos a la segunda etapa que implica la materialización, a través de un receptor judicial y auxilio de la fuerza pública”, dijo.

MUCHAS PERSONAS
El director jurídico de la Municipalidad de Curicó señaló que en el lugar existen muchas casas construidas irregularmente, las que deben ser demolidas. “Son 247 viviendas, por lo tanto, la invitación y el llamado que nos ha pedido el alcalde es que instemos, en esta primera etapa, a la comunidad que está haciendo la ocupación ilegal, a que hagan abandono en forma pacífica”, contó. Juan Barrera reconoció que habría sido más cómodo el haber pedido el desalojo inmediatamente con Carabineros. “Pero hemos preferido en una primera instancia, darle la oportunidad a la gente a que recapaciten y hagan abandono de forma voluntaria”, afirmó.

CUMPLIR LA LEY
En tanto, el administrador municipal, David Muñoz, admitió que están ante una situación compleja, porque hay familias involucradas. Sin embargo, precisó que están haciendo valer una resolución judicial, sino el alcalde caería en desacato ante la ley. El funcionario sostuvo que la idea es que las personas en toma puedan sacar sus enseres. David Muñoz destacó la concreción del desalojo, pues la gente estaba viviendo en un lugar inseguro. “Es un lugar inundable y tenemos que ponernos en el caso de qué hubiera ocurrido el año pasado, cuando el río estuvo a muy poco de entrar a las casas y hubiera generado destrozos, muerto gente, niños y quién era el responsable, nosotros como Municipio, porque administramos los espacios públicos”, acotó.