Nueva ordenanza de mascotas fija obligaciones, prohibiciones y sanciones de hasta 5 UF

0
1125
Mascotas son parte de las familias y su protección recae en los propietarios o tenedores.

Normativa municipal. Habrá un periodo de marcha blanca de seis meses, para la entrada en vigencia en Talca, del nuevo texto que establece una serie de responsabilidades, para los propietarios o tenedores de animales de compañía.

TALCA. La ordenanza sobre tenencia responsable de animales, aprobada esta semana por el concejo municipal de la capital regional -y que empezará a regir una vez que el alcalde Juan Carlos Díaz firme el decreto correspondiente- establece obligaciones y prohibiciones para los propietarios o tenedores de mascotas, y sanciones de hasta 5 UF (hoy aproximadamente 184 mil pesos). Eso sí, existirá un periodo de seis meses de marcha blanca, para que la comunidad conozca la ordenanza y se pueda adaptar a ella. Además, la Municipalidad deberá capacitar a los funcionarios de inspección, para la toma de denuncias y conozcan cuáles son las acciones que se constituyen para multa y citación al Juzgado de Policía Local. Así lo confirmó el concejal Patricio Mena, presidente de la comisión que empujó la elaboración y aprobación de esta ordenanza municipal. Transcurrido el periodo de marcha blanca, la ordenanza comenzará a regir y los infractores se expondrán a sanciones, las que variarán dependiendo del tipo de infracción, ya sea leve, grave o gravísima. En el caso de esta última, habrá multas de 4 a 5 UF. Si es grave, será de 3 a 4 UF. Y en el caso de una infracción leve, la sanción será de 1 a 2 UF y quedarán a criterio del Juzgado de Policía Local. “No obstante, si por la naturaleza de las acciones de maltrato animal, se establece que sea un tribunal de justicia quien toma la causa, las sanciones serán las que este órgano establezca y que se amparan en la “Ley Cholito” que hoy rige en nuestro país”, advirtió Patricio Mena.

COMUNICACIÓN DE LA NORMA
El concejal sabe que es fundamental la comunicación de la normativa, para que tenga legitimidad social y aplicabilidad en la práctica. Indicó que lo primero que se hará será publicar la ordenanza íntegra en la página web municipal www.talca.cl. También se difundirán cápsulas en redes sociales que irán abordando la ordenanza capítulo a capítulo, de manera didáctica y entretenida. Además, dijo, la norma establece acciones de difusión en los distintos territorios, juntas de vecinos y colegios, una planificación estratégica que espera quedar resuelta en el verano. Esa normativa viene a reemplazar el reglamento que existía del 2014, que era parte de una ordenanza de medio ambiente. El nuevo texto de 13 capítulos, aborda ámbitos de bienestar animal y tenencia responsable, educación y prevención, obligaciones y prohibiciones, registro e identificación de animales, control en la vía pública, veterinaria municipal, fiscalización y sanciones, entre otras. “Presenta varias dimensiones que son importantes a la hora de hacerse cargo de la tenencia responsable”, dijo Patricio Mena, indicando que “en primer lugar, tiene un carácter punitivo, estableciendo concretamente tipos de acciones u omisiones que se constituyen en maltrato animal en distintos grados, estableciendo sanciones concretas”. En segundo lugar -agregó- “tienen una dimensión educativa que obliga a la Municipalidad a establecer estrategias, para fomentar la tenencia responsable y celebrar convenios con instituciones que se dediquen a ello”. En tercer lugar, afirmó que “establece definiciones, objetivos y alcances de diversos términos, relacionados a la tenencia responsable y el énfasis es el bienestar animal”.

ACCIONES
Sostuvo que se establecen las obligaciones y responsabilidades de las personas que tienen un animal de compañía o mascota, lo que se traduce en no realizar acciones que se constituyan en un daño por acción u omisión a estos mismos, tendiendo siempre a conductas de buen trato y bienestar animal. Mena añadió que en este nuevo texto también se establecen criterios para los animales potencialmente peligrosos, criaderos debidamente acreditados por el Ministerio de Salud, animales exóticos y animales de asistencia, entre otras cosas, y se incorporan obligaciones por parte de la Municipalidad y el soporte que debe brindar, junto con acciones de fiscalización. En todo esto, un papel importante desempeñará el Registro de Mascotas y que implicará además, cumplir con la instalación de un chip identificatorio.
“Hoy en día existe un registro único nacional de mascotas y desde la ordenanza, se generará un registro municipal para tener un control más exhaustivo. En términos del chipeo de las mascotas, esto es una obligación de las personas y lo pueden realizar en cualquier veterinaria habilitada para esto. En el caso de la veterinaria municipal, las personas deben comprar el chip, llevarlo a la veterinaria y la instalación es gratuita”, manifestó el concejal.

FISCALIZACIÓN
En materia de fiscalización para el cumplimiento de la normativa, Patricio Mena apuntó que “se establece expresamente que corresponderá la fiscalización del cumplimiento de las disposiciones a los inspectores municipales, Policía de investigaciones, Carabineros de Chile, formulando las respectivas denuncias al Juzgado de Policía Local y Fiscalía competente”. Explicó que los inspectores municipales actuarán de oficio o ante cualquier reclamo de vecinos de la comuna. La autoridad fiscalizadora competente en la materia de esta ordenanza, podrá inspeccionar conforme a las disposiciones legales respectivas y dentro de su competencia, sin perjuicio de las facultades de otros organismos de fiscalización, las viviendas y sitios cuando se tenga conocimiento de tratos inadecuados, respecto al cuidado y estado sanitario de los animales.