Polémica por calle que lleva el nombre de alcalde condenado por fraude al fisco

0
1032
En la villa Los Naranjos se encuentra la calle que fue bautizada con el nombre del ahora suspendido alcalde Martín

Concejo municipal. El alcalde suplente Francisco Meléndez, expuso su clara intención de “cambiar” el nombre de la calle que en su momento fue bautizada en honor del ahora sentenciado jefe comunal Martín Arriagada, ubicada en la Villa Los Naranjos.

SAGRADA FAMILIA. En la más reciente sesión del concejo municipal, el alcalde suplente Francisco Meléndez, expuso su clara intención de “cambiar” el nombre de la calle que en su momento fue bautizada en honor del ahora sentenciado jefe comunal Martín Arriagada, ubicada en la Villa Los Naranjos. Cabe recordar que esta semana el ahora suspendido alcalde fue declarado culpable por el delito de fraude al fisco, lo que implica una pena que podrá cumplir en libertad. Eso sí, a ello hay que sumar la inhabilitación de poder asumir cargos públicos por cinco años y un día, además del pago de una millonaria indemnización.

POSTURA
En tal contexto, apelando al “artículo 79, letra K de la Ley Orgánica Municipal”, Francisco Meléndez le señaló a quienes integran el concejo municipal su deseo de poder “llegar a un acuerdo” para concretar el citado cambio. A su juicio “no puede ser” que una persona que haya sido condenada por el delito de fraude al fisco, tenga una calle con su nombre. “No se me hubiese ocurrido poner el nombre mío a una calle”, subrayó. Considerando que, tras el aludido fallo, Martín Arriagada todavía puede recurrir a ciertas instancias legales, el alcalde suplente solicitó a los concejales que por mientras al menos “analicen” la aludida posibilidad. Junto con ello, el propio concejo deberá decidir entre sus miembros a la persona que deberá asumir el cargo de alcalde, ya de manera oficial. Una de las posibilidades, claro está, es que Francisco Meléndez se mantenga por el tiempo que aún resta del respectivo período (en octubre del 2024 hay elecciones municipales).        

A juicio del ahora jefe comunal suplente Francisco Meléndez, “no puede ser” que una persona que haya sido condenada por el delito de fraude al fisco tenga una calle con su nombre.

PRESIDENTA
A fin de recabar más antecedentes, diario La Prensa tomó contacto con la presidenta de la Villa Los Naranjos de Sagrada Familia, Valeska González, quien recalcó que el nombre de la aludida calle “fue elegido por los propios vecinos”, decisión que incluso en su momento pasó por el concejo municipal. González aseguró que lo planteado por el actual jefe comunal generó bastante “molestia”.
“Nosotros no podemos aceptar que se nos pase a llevar como vecinos de la comuna. Nosotros decidimos que no vamos a aceptar que haga eso, porque a él no le corresponde hacerlo. Está bien que en estos momentos él este como autoridad, como alcalde, pero no nos puede pasar a llevar”, dijo. Junto con ello recordó que el “gesto” para bautizar la calle con el nombre de Martín Arriagada nace del “agradecimiento” de los propios vecinos por el apoyo que recibieron de cara a la consecución de sus actuales viviendas, tras un largo proceso, donde incluso fueron víctimas de una estafa.
Por último, la dirigente vecinal indicó que, a su parecer, el caso que llevó a Martín Arriagada a la justicia “no tiene nada que ver” con lo que fue, reiteró, el gesto de agradecimiento hacia la figura del ahora suspendido jefe comunal. “Esto es más tema político entre don Francisco Meléndez con don Martín (Arriagada). Como vecinos de la comuna, nosotros no tenemos nada que ver con eso (…) Yo he conversado con concejales y me han dicho que no es llegar y cambiar el nombre de una calle. Si nosotros como junta de vecinos queremos cambiar un nombre, yo como presidenta tengo que enviar una solicitud enviada por mí, no que en este caso don Francisco (Meléndez) cambie el nombre, porque él quiere”, cerró.

“ME LO GANÉ”
Por último, ayer en VLN Radio, el ahora inhabilitado alcalde Martín Arriagada abordó, entre otros puntos, el tema ligado a la calle que lleva su nombre. Recalcó que en lo personal cree que se trata de un reconocimiento que “se lo ganó”, por el trabajo que llevó a cabo a fin de que las respectivas familias consiguieran cumplir el “sueño de la casa propia”. Junto con ello, recalcó que, a su juicio, en general, la gente “reconoce el trabajo que se hizo” en todos los años que estuvo a cargo de la comuna, recalcando que cuando asumió como alcalde, sucediendo precisamente a Francisco Meléndez, se tuvo que enfocar a “mejorar lo malo que había”. “Este señor tiene un odio hacia mi persona, porque es algo personal, le molesta que yo le haya ganado dos veces en las elecciones”, dijo. “Él también sabe todo lo que hizo bien e hizo mal, especialmente lo malo, yo nunca cuestioné su trabajo, yo quise mejorar su trabajo. Si para él yo soy un delincuente, allá él, pero la comunidad no opina lo mismo”, subrayó. Junto con ello dijo que todo el proceso que ahora lo obliga a apartarse del municipio, lo tomará como “una enseñanza de vida”, del cual “sacará las lecciones” que correspondan, subrayando que por estos días “está trabajando” de manera particular “en una viña” de la comuna.

“Si para él yo soy un delincuente, allá él, pero la comunidad no opina lo mismo”, subrayó por su parte Martín Arriagada.