Surgen ideas de proyectos para terrenos ex Jarman

0
788
En 5 Oriente, con 4 Sur, se encuentran ubicados los terrenos de la desaparecida fábrica de calzado Jarman, y que pasarán definitivamente a manos de la Municipalidad de Talca (Imagen de Carlos Alarcón Duarte).

Viviendas, oficinas públicas y comercio. Tras cancelar ultima cuota de contrato de arriendo vía leasing, municipalidad se hará dueña de una superficie de cuatro mil metros cuadrados en pleno casco histórico de Talca.

TALCA. En unos días más, la Municipalidad de Talca será propietaria de los terrenos de la ex fábrica de calzado Jarman, de cuatro mil metros cuadrados, en calle 5 Oriente 820, con 4 Sur. Para ello, el concejo municipal, en su última sesión, aprobó la opción de compra por 210 UF -algo más de ocho millones de pesos-, de un leasing de arriendo de hace 20 años. Con esta decisión tomada, ya surgen las primeras ideas de proyectos que podrían construirse en dicho lugar de ubicación estratégica, en el casco histórico de la ciudad, y donde hoy, en unas deterioradas instalaciones producto del abandono, el paso del tiempo y el terremoto de 2010, funciona el área de inventario y bienes municipales, y además es usado como aparcadero. Si bien no fue posible recoger la opinión del alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, respecto del uso que tendrá el lugar, en la última reunión de concejo manifestó que en su momento se había estado trabajando la idea de construir departamentos de integración social y con equipamiento municipal en planta baja.

En las deterioradas instalaciones de la otrora fábrica de calzado se encuentra funcionando hoy la unidad de inventario y bienes municipales (imagen de Carlos Alarcón Duarte).

VOCES
Quien sí entregó su opinión en el tema fue el concejal Ervin Castillo, señalando que “actualmente se está trabajando en un proyecto que considera una primera planta con servicios municipales, oficinas para atención de la ciudadanía, como también para locales comerciales para arriendo y venta de distintos productos. Y ya en las plantas superiores de carácter habitacional, departamentos de viviendas sociales y de integración de sectores de clase media y otros con mayor vulnerabilidad socioeconómica”. Confirmó que esa es la idea de proyecto que se ha estado trabajando y que si bien no ha avanzado con mayor celeridad a raíz de los problemas y cambios que ha enfrentado el Minvu en el último período, se espera retomar a la brevedad. Asimismo, Castillo fundamentó que el proyecto “se enmarca en el programa de regeneración del casco histórico de la comuna, y que busca repoblar y redensificar la zona del centro de Talca que producto terremoto del 2010 y el daño a la infraestructura pública privada ocasionada en el estallido social en el 2019, han generado un detrimento, una baja en alrededor de un 20% en la población que vive en el sector céntrico de la ciudad”. En su opinión, resulta importante recuperar el casco histórico “ya que el centro le ofrece a las personas una gran cantidad de servicios, una muy buena calidad de vida y también puede contener el éxodo tan masivo de los habitantes hacia sectores más periféricos y alejados, lo que también tiene dificultades en la calidad de vida por los tiempos de traslados, dificultad en el transporte y locomoción pública”.

El concejal Ervin Castillo se refirió a la compra de los terrenos de ex Jarman y a la importancia de recuperar el casco histórico de la ciudad.

INSISTIR
Por su parte, la concejala Paula Retamal sostuvo que “hace mucho tiempo que le planteé al alcalde la posibilidad de que ese terreno se destine a departamentos sociales, esto enmarcado en la perspectiva que el municipio ha levantado y su plan de reconstrucción y repoblación del casco histórico central de Talca. Pero también porque creemos que personas que no tienen la posibilidad hoy de comprar en esos sectores, puedan tener la oportunidad de vivir en el centro, contar con las oportunidades que eso genera y así construir una ciudad integradora que conviva con la diversidad de talquinas y talquinos”.
Agregó que “también porque creemos que hoy más que nunca, a propósito del cuestionamiento a la política y la importancia de los municipios, debemos ser una herramienta concreta para cambiar las vidas de las personas, no solo en la vida contingente, sino que en el largo plazo como es entregar vivienda digna para nuestras familias. Vamos a insistir en eso y esperamos persuadir al concejo y al alcalde para concretarlo”. Cabe consignar, que en concejo, Melania Moya también expresó su anhelo de que en dicho terreno se pudiera proyectar una solución habitacional, especialmente para las familias más vulnerables.

La concejala Paula Retamal considera relevante retomar el proyecto de construcción de departamentos sociales y de integración en dicho lugar.

MÁS IDEAS
Pero las ideas de construcción en los terrenos ex Jarman no solo están al interior de la municipalidad, sino que también más allá de sus muros, específicamente del mundo de la arquitectura y el urbanismo. Andrés Maragaño, especialista en el tema, señaló que en dicho terreno se podrían articular una serie de necesidades que la comuna tiene. “La vivienda es un requerimiento, hay un déficit habitacional, y siempre es una oportunidad construir viviendas en el centro, sobre todo para la gente con más necesidades, y que la política pública la ha ido desplazando hacia las periferias. Y la oportunidad de vivir en el centro para esas familias es bien interesante porque están los servicios y los costos de desplazamiento son menores, por eso siempre los centros son importantes para construir viviendas sociales”, dijo el arquitecto.
Además, expresó que “también está en juego el área sur de Talca, pudiendo rehabilitarla, ya que después del terremoto quedó bastante magullada, con muchos espacios vacantes, con muchos terrenos sin construir, lo que le va quitando densidad y complejidad a la ciudad que la requiere para poder funcionar, por lo tanto ahí también está la posibilidad de incluir comercio como forma para ligar la ciudad y darle continuidad”.
Asimismo, sostuvo que resulta relevante considerar “también equipamiento que pueda servir para ir dando espacio a actividades culturales como también para los servicios públicos de atención, tan fragmentados en la ciudad, desde el punto de vista del habitante. Creo que también es un buen lugar para generar una densidad de actividades”.

El arquitecto y urbanista Andrés Maragaño entregó una mirada sobre las distintas opciones que podrían conjugarse en los terrenos de ex Jarman, destacando la potencialidad del lugar.

LA PROPIEDAD TARDA PERO LLEGA
El 27 de noviembre de 2003, el municipio talquino firmó un contrato de arriendo vía leasing con opción de compra, con el Banco Santander, para el uso de los terrenos de la ex Jarman, en 5 Oriente con 4 Sur. A la fecha, ya se pagaron 3487 UF y en los próximos días, se hará efectivo el pago de la última cuota de 210 UF, lo que equivale un poco más de ocho millones de pesos. Con esa última transferencia de dinero, el municipio será el único propietario de un terreno de ubicación estratégica en el casco histórico de la capital regional. La hoy desaparecida Jarman tuvo su origen con la creación de la fábrica de calzado en los años 30, conocida en una primera etapa como Yarza, y bajó su cortina definitivamente en la década del 2000.