Junta de Vigilancia del Río Maule advierte situación crítica para el riego

0
955
Inquietud existe entre los canalistas por los estragos causados por el sistema frontal y la proximidad de la temporada de riego.

Urgencia. Presidente de la entidad señaló que si no se inician ahora las obras de recuperación de canales, no se llegará a tiempo para la temporada de riego.

TALCA. Preocupación existe en la Junta de Vigilancia del Río Maule por la proximidad de la temporada de riego y la carencia de obras concretas de recuperación de canales y sistemas de riego que se vieron afectados con los eventos climáticos de junio y agosto. El informe entregado por la Junta de Vigilancia da cuenta de un total de 90 mil hectáreas afectadas en su jurisdicción y a nivel regional, de más de 170 mil hectáreas. Y también de la necesidad de 10 mil millones de pesos para las obras de recuperación de canales y sistema de riego en lo que corresponde al río Maule y a 21 mil millones de pesos en toda la región.
Manuel Silva, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule, indicó que si bien en un año normal, los trabajos de mantenimiento o de obras mayores en canales son vía concurso con recursos públicos, en un periodo de emergencia por una catástrofe como la climática, se espera que el apoyo sea más directo desde el Estado. Explicó que en un año lluvioso, la temporada de riego podría demorar en partir hasta la primera o segunda semana de octubre, pero que para llegar a dicho plazo y no tardíamente, se necesita comenzar ahora con las obras de rehabilitación o mejoramiento. “Aquella asociación que no ha partido con los trabajos, no va a llegar con esa condición”, dijo Silva. Señaló que actualmente existe el concurso número 33 de maquinarias y donde la mayoría postuló, sin certeza aun cuando llegarán esos recursos, pero para las obras que se requieren hacer -enfatizó- no hay certamen de postulación. “Creo que la autoridad no ha querido entender la gravedad de esto y podría tener repercusiones muy dañinas para la región”, dijo, agregando que ello podría derivar en un alza de precios de los productos y en el aumento del desempleo.

Manuel Silva, presidente de la Junta de Vigilancia Río Maule, advirtió que si no se realizan
pronto las obras de recuperación de canales, no se llegará a tiempo para el riego de siembras.

RADIOGRAFÍA
La detallada información proporcionada por la Junta de Vigilancia del Río Maule, indica que en el tramo del canal matriz se produjeron daños graves a causa de la invasión del río que socavó el cerro, el camino del borde y dejó el canal sin refuerzo ni firmeza. Además, el río depositó más de 14 mil metros cúbicos de material que actualmente está siendo retirado.
Se sostiene que resulta imprescindible realizar trabajos de defensa fluvial, enrocado a lo largo del camino y construcción de espigones para la conducción del río, con un costo superior a los cinco mil millones de pesos.
El canal Roblería presenta deterioros por embancamientos y se encuentra obstruido por una gran cantidad de material y además, la bocatoma presenta daños. En tanto, el canal Llepo sufrió el embancamiento en la bocatoma, por lo que se requiere la canalización del río. El tramo final, donde se une al río Achibueno, se encuentra destruido. También se informa que en el sector Centro (Ancoa Melado), las siete bocatomas resultaron destruidas y requieren ser reconstruidas. El río debe ser canalizado. Y los canales están obstruidos y se han perdido secciones.
Por otro lado, el canal Longaví Bocatoma presenta varios puntos con derrumbes. El sifón está destruido y los esteros ingresaron al canal, desbordándose e inundando terrenos y viviendas. El proyecto de construcción del revestimiento -añade el informe- está seriamente afectado y retrasado. En el Sistema Melozal, el puente sifón está afectado. Por último, en la Asociación Canal Maule, el canal Maule Alto presenta derrumbes, el canal Villalobos, metros destruidos, en el canal Providencia, también metros de destrucción, y en los canales Vergara y Las Brujas, derrumbes. 

PLAN DE EMERGENCIA
En la página web de la Comisión Nacional de Riego (CNR) hay un banner que dice
“Concurso de emergencia para rehabilitación inicial de canales” y al entrar, se indica que para
apoyar a las agricultoras y los agricultores afectados por el sistema frontal de junio pasado, la Comisión Nacional de Riego (CNR) del Ministerio de Agricultura pondrá a disposición un
total de 13 mil 400 millones de pesos destinados a la limpieza y rehabilitación inicial de los
canales dañados por las crecidas.
Y aparecen cuatro concursos, y en dos de ellos está considerado el Maule. El número 33
Concurso de emergencia para la rehabilitación inicial de canales en las regiones de O’Higgins
y Maule, y el 55 Concurso de emergencia para la rehabilitación inicial de canales en las
regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins, Maule, Ñuble y Biobío.
Ambos certámenes abiertos en julio y que ya cerraron en agosto.
Curiosamente no se hace mención al evento climático de agosto que volvió a golpear la zona
centro sur del país y que causó estragos en varias regiones, principalmente en el Maule.