Artesana oriunda de Teno trabaja la lana desde su más noble pureza

0
628
Oriana Cerecera reconoce que el trabajo que realiza es hermoso y que exige creatividad.

Hablamos de Oriana Cerecera. “Rosa Amada” es un emprendimiento familiar que ya ha pasado por varias generaciones.

CURICÓ. Rosa Amada” es un emprendimiento familiar que ha pasado ya por varias generaciones y que Oriana Cerecera Barrera se ha encargado de mantener a flote. Esta artesana, oriunda de Teno, trabaja la lana desde su más noble pureza, para confeccionar vestuario y piezas de decoración; artículos que hoy se encuentran en exposición y venta en la nueva versión del Mercado Campesino, que atiende de viernes a domingo en el Túnel Easy de Mall Curicó, entre las 11:00 y las 19:00 horas.

PASIÓN
En pleno otoño y cuando el frío se ha hecho sentir, los amantes de lo natural, artesano y propio de la Región del Maule pueden conocer y comprar sus productos. Oriana reconoce que el trabajo que realiza es hermoso y que exige creatividad, además que al tratarse de una pasión, jamás va a ser difícil realizarlo. “Cada prenda está hecha de lana, tejida y teñida a mano, 100% natural. Son productos cálidos y personalizados”, explica.
“Rosa Amada” es un negocio que tiene 30 años, pero -según reconoce su dueña- es gracias al Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) que ha podido crecer. “Conocerlos es lo mejor que me pudo pasar, ya que sin ellos no podría tener mi taller ni haberlo ampliado, tampoco podría acceder a vitrinas para mostrar y vender mis productos”, señala.

FAVORITOS
Todo lo trabaja ella sola y entre sus confecciones destaca que los favoritos de la temporada de lluvia y viento son los echarpes, ponchos, chalinas, gorros, calcetines y bufandas. “Mientras que cuando parte el calor, trabajo con una lana mucho más delgada y se venden bien las pieceras y los telares decorativos”, finaliza.