No venderán entradas a hinchas del Curi

0
1021

Clásico. Mañana se juega el esperado duelo entre Ñublense y Curicó Unido que tendrá un aforo reducido de tan solo tres mil espectadores. El equipo curicano viaja hoy rumbo a Concepción y antes recibirá a más de un centenar de hinchas en el tradicional banderazo.

CURICÓ. Después de la incertidumbre respecto a dónde se jugaría el clásico entre Ñublense y Curicó Unido, finalmente el estadio alcaldesa Ester Roa Rebolledo de Concepción será el escenario que albergará mañana viernes este candente juego que abrirá la novena fecha del campeonato nacional de la Primera División. Se jugará solo con abonados locales, pitará el mismo juez del clásico entre Colo Colo y la Universidad de Chile y para esta jornada se espera un masivo banderazo albirrojo en un céntrico hotel de la ciudad.

SOLO ABONADOS
Considerando las reparaciones del estadio Nelson Oyarzún de Chillán que se cuida al máximo para el estreno de Ñublense en la fase de grupos de la Copa Libertadores, con un estadio casi vacío se jugará este nuevo Ñublense vs Curicó Unido en Concepción. Solo tres mil espectadores fueron aprobados como aforo por parte de la delegación presidencial de la Región del Biobío tras recomendación de Carabineros y éstos serán todos hinchas de Ñublense e incluso no se venderán tickets, pues los asistentes serán exclusivamente los abonados a los diablos rojos. El evento de mañana a la vez, y tal como ha sucedido con partidos recientes de los clubes del Biobío, se enmarca en el Estado de Excepción aún vigente en la zona penquista producto de los incendios forestales y que obliga aforos reducidos en eventos deportivos. A ello hay que sumar los altos riesgo de que ambos grupos de hinchas se topen en la ruta de acceso a Concepción. Tanto Ñublense como Curicó Unido llegan a este clásico “distinto” en el Biobío luego de cinco partidos sin ganar en el torneo nacional y con la imperiosa necesidad de sumar de a tres.

BANDERAZO
Hoy a las 13:00 horas se realizará el tradicional “banderazo” albirrojo en la previa al clásico frente a Ñublense. No menos de un centenar de curicanos se estima se reúnan en las afueras del hotel de concentración de los albirrojos en calle San Francisco para entregar la arenga final al plantel de jugadores antes de que emprendan el viaje rumbo a la capital penquista. El partido entre Ñublense y Curicó Unido está pactado para mañana a contar de las 19:00 horas con arbitraje de Cristián Garay.