Incendios forestales afectaron a 257 productores y 215 hectáreas de cultivos

0
748
El Ministerio de Agricultura ha atendido a pequeños productores afectados por los recientes incendios forestales en el Maule.

Catastro de Indap en el Maule. Comunas que registran mayor cantidad de personas con daños son San Javier, con 85 y Cauquenes, con 83. Corresponden a cifras actualizadas el 27 de febrero.

TALCA. Recursos por 44 millones de pesos y 71 toneladas de alimentación animal, es la ayuda que hasta ahora ha entregado el Ministerio de Agricultura, a través de Indap, para cerca de 300 productores damnificados por los incendios forestales en la región.
La seremi Ana Muñoz explicó que hay varias medidas que se están aplicando actualmente por los servicios agrícolas y en colaboración con otros organismos. “Indap decretó una prórroga automática de créditos para las cuotas que vencen el primer semestre. Con el SAG, creamos el Comité de emergencia dimensión animal para coordinar la ayuda de rescate de fauna silvestre y apoyar a animales heridos por efecto del fuego o del humo. Además, el Ministerio declaró a las 30 comunas de la región en emergencia agrícola por efecto de los incendios”, dijo. En cuanto al levantamiento de información, Muñoz informó que los servicios del agro y los municipios continúan catastrando afectados, a través de una misma plataforma, “lo que permite ir consolidando los datos de manera más rápida y uniforme”, agregó.

CATASTRO
Hasta el 27 de febrero se había catastrado en la región un total de 257 agricultores, de los cuales 80 son mujeres. Los afectados se localizan en 10 comunas y el 60% son usuarios de Indap. Las comunas que registran mayor cantidad de personas con daños son San Javier, con 85 y Cauquenes, con 83.
El catastro consigna siete mil 531 animales entre vacunos, ovejas, cabras, cerdos, caballares y aves. De dicho total, han muerto 414, mayormente cabras. En este momento hay siete mil 22 animales que requieren alimentación, los que se están atendiendo de manera prioritaria. En el rubro apícola se ha catastrado un total de dos mil 506 colmenas, de las cuales mil 100 contaban con el seguro apícola. De dicho total, hay dos mil 473 afectadas por los incendios.
Además, se registran 215 hectáreas de cultivos dañadas por los incendios, siendo la mayor superficie correspondiente a forrajeras, con 200 hectáreas; luego siguen ocho hectáreas de frutales, principalmente vides viníferas, y seis hectáreas de hortalizas, como sandías, zapallos y cebollas.
Los incendios han afectado también la infraestructura productiva de los agricultores, siendo las pérdidas más importantes los cercos, con un equivalente a 121 kilómetros lineales de alambres y polines. Además, se quemaron seis corrales, siete bodegas, un invernadero y tres obras de acumulación de agua de riego.