Comunidad expuso rechazo a proyecto de engorda de cerdos

0
694
Los vecinos y el municipio mostraron su rechazo al proyecto.

Postura. El cuestionado proyecto plantea un centro de engorda y manejo para más de 22 mil cerdos, en una superficie de 75 hectáreas, en las cercanías de Villa Prat y Los Quillayes.

SAGRADA FAMILIA. Representantes de la comunidad, especialmente de sectores cercanos a la localidad de Villa Prat, se reunieron con integrantes de la Comisión de Medio ambiente del Consejo Regional para exponer su rechazo al controvertido proyecto.
La iniciativa denominada “El Charco”, que ha generado la inquietud de varias comunidades, consiste en la instalación de un plantel de engorda de cerdos, con actividades de recepción, estadía y manejo, en 12 galpones para alojar a 22 mil 200 animales, incluyendo un sistema de tratamiento de purines consistente en un biodigestor anaeróbico, sistema de riego, área de disposición, etc.; todo lo anterior en una superficie de 75 hectáreas.

IMPLICANCIAS Y EFECTOS
Su eventual impacto ha gatillado la preocupación de los vecinos, lo que fue planteado en esta reunión a los consejeros regionales, según explicó el alcalde (s), Enzo Ormazábal, quien indicó que la idea “es mantener sobre la mesa el tema de este centro de engorda de cerdos, que perjudicaría a la comuna de Sagrada Familia, y es en esta instancia en la que el municipio y los vecinos pueden exponer los problemas que este proyecto traerá consigo”.
Sostuvo el profesional, que la Municipalidad y el alcalde Martín Arriagada mantienen el apoyo a los vecinos y “este rechazo al proyecto”, lo que fue complementado por el CORE de la provincia de Curicó, George Bordachar, quien se mostró preocupado ante las conclusiones que la comunidad y el encargado de medio ambiente del municipio, Jorge Cañete, entregó en esta reunión: “las implicancias y los efectos para los vecinos son muchos”, afirmó.

SERIOS PROBLEMAS
“Sagrada Familia es una comuna agrícola, productiva, exportadora, y todo esto va ser afectado por este proyecto, por lo que ello significa, por los malos olores y la contaminación que va a producir esta chanchera. Por eso que todos los integrantes de la comisión de Turismo y Medio ambiente del CORE recibimos a esta delegación para trabajar en conjunto para hacer un aporte y que no se instale esa planta en Sagrada Familia”, agregó Bordachar.
En tanto, el concejal Germán Reyes indicó que este proyecto, según los estudios realizados, “nos traería serios problemas, especialmente en el ámbito medioambiental, en el tema de los olores, nos afectaría a los sectores de Los Quillayes, Villa Prat, La Huerta de Mataquito y alrededores, una población vasta que sufriríamos esa problemática; los consejeros nos escucharon, nos entregaron todo el apoyo de no permitir la instalación de este proyecto”, aseguró.

A DISPOSICIÓN
Tras el encuentro, el presidente de la Comisión de Medio ambiente del CORE, Daniel Bustos, precisó “que ha sido una exposición bastante clara, se entiende la preocupación de los vecinos, ante lo cual estamos a disposición de ir a terreno, trabajar en conjunto con la municipalidad, con los vecinos, de la mano con los consejeros regionales de la zona y (estamos) totalmente disponibles a apoyar en todo lo que necesiten”.
Ahora, “si realmente (el proyecto) no se está cumpliendo con la normativa o si el proyecto es distinto a la realidad, lo que corresponde es que todos los involucrados hagamos fuerza para contrarrestar eso y nosotros estamos totalmente disponibles para la comunidad y para los vecinos de Sagrada Familia”, acotó el integrante del CORE.