Con misa y placa recordatoria conmemoraron tragedia carretera registrada hace ya 50 años

0
832
Las autoridades asistentes, junto a representantes de las familias de los 31 fallecidos en la tragedia carretera, descubrieron una placa recordatoria en el Cementerio Municipal.

Emotivo recuerdo. Las víctimas fueron 31 deportistas del club Cerro Condell, quienes fallecieron tras la caída del bus en que viajaban a las aguas del estero Chimbarongo. 

CURICÓ. Con la realización de una misa, un número importante de familiares y amigos del club deportivo Cerro Condell de esta ciudad, conmemoraron los 50 años de la ocurrencia de la tragedia carretera que costó la vida a 31 integrantes de la institución deportiva y que se registró la jornada del 31 de diciembre de 1972, mientras la delegación se trasladaba hasta Santa Cruz para participar de un partido amistoso, cuyo bus se precipitó a las aguas del puente Cunaco en el estero de Chimbarongo.
Al oficio religioso desarrollado en el Cementerio Municipal de Curicó, donde descansan los restos de las personas que perdieron la vida en el trágico accidente, asistió el alcalde de la comuna Javier Muñoz, el concejal Patricio Bustamante y el consejero regional y director del camposanto curicano, Roberto García.

PLACA
En la oportunidad, las autoridades asistentes, junto a representantes de las familias de los 31 fallecidos en la tragedia carretera, descubrieron una placa recordatoria que fue instalada de manera especial al pie de las tumbas, que cobijan sus restos y en la cual se encuentra inmortalizado el nombre de cada uno de los deportistas que murieron en las aguas del estero, Chimbarongo hace ya 50 años.

HISTORIA
Sobre la actividad conmemorativa, se refirió el jefe comunal, quien manifestó sentimientos de respeto a todas las familias asistentes, destacando el hecho que paralizó en su momento a la ciudad y que luego pasó a ser parte de la historia curicana. “Queremos en primer lugar, agradecer a las familias que hace ya varios años nos hicieron parte de esta historia, que a decir verdad fue una tragedia para todo Curicó el día 31 de diciembre de 1972 y que hoy día estamos conmemorando los 50 años desde la ocurrencia de aquel fatídico hecho, de estos jóvenes que partieron con la ilusión de jugar su último partido del año y que terminó siendo su último viaje del año”, dijo. “Esta muerte que es una extraña compañera de la vida y que a veces nos llega en forma inesperada, como les llegó a ellos, pero que, gracias al colectivo de su comunidad, de sus familiares, del club deportivo, se mantiene en la memoria y obviamente en la historia de nuestra ciudad”, agregó.

SOBREVIVIENTE
Leandro Rojas Hernández, hoy de 77 años de edad, es uno de los sobrevivientes de la tragedia y quien era el arquero del equipo que la jornada del 31 de diciembre de 1972 salió rumbo a Santa Cruz, con la ilusión de enfrentar al equipo de “Los Parrillas”, encuentro deportivo que no alcanzó a realizarse. “Yo recuerdo que íbamos tranquilamente en la micro, unos jugando al naipe, otros leyendo revistas y algunos haciendo las nóminas de los equipos ya, para llegar a Santa Cruz y recibir las camisetas y vestirse no más y hubo uno que le dijo al chofer que más adelante había un puente y que tuviera cuidado, pero parece que el chofer no le hizo caso y ahí ‘le escapó al puente’ y caímos al río, allí cuando caímos la micro no se quedó balanceándose, sino que cayó y se hundió de un viaje la micro hacia abajo. Ahí me costó salir porque no sé mucho nadar y busqué como salir, tragué un poco de agua y cuando miré para arriba vi una luz y me tiré, yo no supe por dónde salí, pero logré salir y no así mis compañeros que murieron”, relató.

DIRECTOR
Así también el consejero regional y director del Cementerio Municipal, Roberto García, recordó con nostalgia el acontecimiento que conmovió a toda la ciudad, manifestando de paso todo el respaldo a cada una de las familias de las víctimas, cuyos restos mortales descansan por la eternidad en el camposanto local. “La verdad que, en estos 50 años, de nostalgia, de recordar, hemos querido acompañar a las familias, darles todas las facilidades para que en este día pudiésemos tener esta conmemoración de estos 31 deportistas que fallecieron un 31 de diciembre de 1972. Como Cementerio Municipal queremos entregar nuestro saludo y afecto a todas las familias y seguir disponiendo de nuestro tiempo, por supuesto, para poder seguir hermoseando este lugar, donde hemos apartado un espacio físico también para tener esta placa en conmemoración de estos 31 deportistas, así que les enviamos un abrazo y nosotros como administración también seguir a disposición de cada una de las familias que hace 50 años sufrieron la pérdida de sus seres queridos”, dijo.

En el accidente de tránsito, 31 deportistas fallecieron un 31 de diciembre de 1972. Se trasladaban hasta Santa Cruz para un partido amistoso.