Seremi de Vivienda del Maule: “Asumimos en medio de la peor crisis habitacional que no se daba desde 1996”

0
691
La autoridad señaló que no solo interesa cumplir con las metas en términos cuantitativos sino también lograr hacer aportes cualitativos en términos de gestión pública y de calidad de vida urbana.

Rodrigo Hernández. “Los equipos al interior de la Seremi están absolutamente comprometidos con materializar las soluciones habitacionales que se requieren”, recalcó.

TALCA. Ya son cinco meses de gestión al frente de la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo del Maule los que lleva Rodrigo Hernández, quien desde que asumió el cargo anunció como uno de sus principales desafíos cumplir con la meta impuesta por el Plan de Emergencia Habitacional elaborado por el Ministro de la cartera, Carlos Montes y avalado en el plan de Gobierno del Presidente Gabriel Boric.
Dicho plan establece materializar la construcción de 16 mil 667 nuevas viviendas en la región durante los cuatro años de la actual administración, ello en consideración al déficit habitacional que registra el Maule del orden de las 25 mil 82 familias que aún no han logrado acceder a la vivienda propia.
La autoridad del ramo revela que el plan de emergencia surge a partir de una de las peores crisis habitacionales que enfrenta el país. “El Maule representa alrededor del 5,2% del déficit nacional y a nivel país ocupamos el quinto lugar con mayor déficit detrás de regiones de mayor población como Metropolitana, Valparaíso, Bío Bío y Antofagasta. A nivel regional hay urgencias y prioridades que atender y que han formado una especie de zonas de rezago habitacional como Rauco, Licantén, Constitución, San Clemente o Maule por su notorio crecimiento en población, por mencionar algunas”.

ACCIONES
Hernández afirma que “la tarea para sacar adelante este plan de emergencia no es algo que podamos hacer solos como Minvu, sino que requiere un trabajo colaborativo, con gestión intersectorial, creatividad y en alianza con los municipios y las comunidades de la sociedad civil y la vinculación con el mundo privado. Detrás del proceso constructivo hay situaciones complejas por resolver como la disponibilidad de los terrenos, la planificación urbana y territorial. Hoy contamos con instrumentos normativos a los cuales estamos recurriendo y también ya logramos que el gobierno regional nos aprobara por unanimidad la solicitud que le hicimos por seis mil 200 millones de pesos para financiar ocho proyectos habitacionales, la mayoría rurales, que estaban paralizados por falta de recursos en promedio unos diez años. Hay además un trabajo muy fluido con Transportes respecto de dar mayor celeridad a los proyectos hagan parte del Plan de Emergencia Habitacional (PEH) y con Bienes Nacionales, Agricultura y con los municipios para armar el catálogo de suelos disponibles para proyectos habitacionales”.
El titular del Minvu señala que ha sido una gestión intensa y de mucho trabajo en equipo, además de mayor presencia en terreno para escuchar y dar certezas a las familias que están en proceso de adquirir su vivienda. “Cuando llegamos al cargo sabíamos que no había tiempo para aprender y que también la gestión externa era primordial y con mayor presencia en terreno. No hay que perder de vista que asumimos en medio de la peor crisis habitacional que no se daba desde 1996 y había que hacerle frente con un presupuesto de los años 90, agregando ahora el alza en el costo de los materiales producto de la pandemia sanitaria”.
Agregó que “los equipos al interior de la Seremi están absolutamente comprometidos con materializar las soluciones habitacionales que se requieren y así entre todos contribuir a contener el déficit habitacional durante estos cuatro años”.