Alcalde de Curicó por toma ilegal: “Se han molestado porque hemos dicho que nos hemos sentido solos”

0
292

Javier Muñoz acusa falta de apoyo gubernamental. Dicha materia fue abordada en la más reciente sesión del concejo municipal, instancia donde se realizó una exposición, en términos generales, de cada una de las acciones que la propia municipalidad ha llevado a cabo al respecto. 

CURICÓ. Un tema que por largos minutos fue abordado en la más reciente sesión del concejo municipal de Curicó, fue la toma ilegal de un terreno, para fines habitacionales, la que está ubicada en el sector surponiente de la ciudad.
Como es de público conocimiento, se trata de un espacio, de propiedad del municipio de cerca de cinco hectáreas, que no cuenta con disponibilidad de servicios básicos, donde personas, que en su mayoría provienen del extranjero, se han asentado, cifra que con el paso del tiempo ha ido en franco incremento. Entre sus características, también se ha comentado que corresponde a un terreno inundable, debido a su cercanía con el río Guaiquillo, que, por ende, no cumple con las condiciones básicas para ser destinado a satisfacer una necesidad tan básica como lo es el poder disponer de un lugar para vivir. En la actualidad, se estima que al menos ya son 150 las viviendas que allí se han construido. 

EXPOSICIÓN
En términos generales, el administrador municipal, David Muñoz, fue el encargado de exponer cada una de las acciones que la propia municipalidad ha llevado a cabo, en distintos ámbitos, producto de la aludida toma. Una de ellas fue la presentación de una querella por usurpación de terreno, la que fue admitida por la justicia, tratándose de una investigación que está en curso. Junto con ello, dio a conocer las complicaciones que se han presentado, por ejemplo, para poder ejecutar un desalojo.
Misma “suerte” ha tenido la orden de demolición de las respectivas estructuras (emanada desde la Dirección de Obras), por contravenir normas de la Ley General de Urbanismo y Construcciones. También se hizo alusión a los conflictos que se han presentado tanto al interior de la toma como con la comunidad de su entorno y los esfuerzos por resguardar los derechos de los menores que allí se encuentran. 

JEFE COMUNAL
Cada integrante del concejo tuvo la oportunidad de dar a conocer su opinión sobre el tema. En el caso del alcalde Javier Muñoz, a la hora de explicar la falta de avances en dicha materia, apuntó sus dardos al Ejecutivo.
“Yo creo que se nos quitó piso político. La actitud que hubo con el delegado presidencial anterior y el Gobierno anterior es muy distinta, mal o bien, al menos había una intención. Acá, mal o bien, nosotros creemos que no ha habido intención”, dijo. “No tenemos ninguna atribución legal para desalojar, la ley no nos faculta para aquello”, recalcó, por lo mismo, más bien han buscado alternativas para impedir que la toma de terrenos siga avanzando. “Este no es solo un problema de Curicó. Este es un problema país, por lo tanto, si aquí no hay una definición país de cómo enfrentar las tomas, va a ser muy difícil que nosotros podamos tener una solución”, subrayó el jefe comunal. 

FIRMEZA
En su alocución, el concejal Raimundo Canquil fue tajante: “La comunidad curicana se siente absolutamente en contra de esta gente que ha tomado esos terrenos. Eso lo hemos podido comprobar en el día a día”, dijo. “No estoy de acuerdo para nada que la solución pase porque le entreguen a ellos una vivienda y el resto que ha cumplido legalmente los requisitos para tener una vivienda, no la tengan. Ahí tenemos que ser firmes nosotros, porque esos son terrenos nuestros, son terrenos municipales. Juramos defender los bienes y los intereses municipales ¿Y lo vamos a entregar gratis? Son cinco hectáreas, quiero explicarles que estamos hablando de aproximadamente unos mil y tantos millones de pesos en patrimonio municipal. Sin considerar los peligros que tiene con respecto de estar al lado del río”, subrayó. 

VECINOS
Por su parte, la concejala Paulina Bravo dio cuenta respecto a la situación que están atravesando las personas que residen en las cercanías del terreno, por ejemplo, “con las irregularidades eléctricas que están sufriendo”, sin contar con los problemas sanitarios. “Tenemos la toma a pocos metros del complejo nuestro, de la municipalidad, entonces qué va a pasar en el verano si esto sigue cuando los ciudadanos vayan a disfrutar de este complejo y se pueden ver perjudicados por las condiciones sanitarias”, recalcó.  

TERRENO INUNDABLE
El concejal Patricio Bustamante manifestó su preocupación ante la posibilidad que se pueda presentar una crecida del río Guaiquillo, más aún cuando en los últimos años se han visto situaciones “poco habituales”, relacionadas al denominado “cambio climático”. “Ellos no entienden el peligro que están corriendo”, dijo. “Puede llover mucho en la cordillera con altas temperaturas y eso va a traer un montón de crecidas de río. Ojo con eso”, acotó 

FALTA DE APOYO
El propio alcalde fue el encargado de cerrar el debate: “La verdad es que la situación no es fácil, es muy compleja, algunos se han molestado porque hemos dicho que nos hemos sentido solos en esta materia, nos seguimos sintiendo solos, no hemos sentido el apoyo del Estado para estos efectos y por lo tanto, vamos a seguir batallando con los pocos instrumentos legales que tenemos y ver cómo podemos avanzar o al menos contener esta cuestión”, concluyó.