Desarticulan a bandas que se dedicaban a robar partes específicas de camionetas

0
872
Fiscal Rodrigo Pizarro dio a conocer que con el dinero que obtenía de la venta de estas piezas, los delincuentes compraban droga que vendían a terceras personas.

Flujómetros y computadores. El avalúo de los artículos recuperados fluctúa en los 50 millones de pesos. Entre las nueve personas que fueron detenidas, hay un suboficial de Carabineros en proceso de retiro.

MOLINA. Una investigación que comenzó en la comuna de Molina permitió desarticular a dos bandas que se dedicaban a robar flujómetros y computadores de vehículos. Según lo dado a conocer por el comisario Agustín Urbina Rivera, de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de la PDI de Molina, los primeros antecedentes recabados datan de septiembre del 2021, a través de denuncias por la sustracción de flujómetros y computadores de camionetas (en especial de la marca Chevrolet Luv).

Al tener conocimiento de varios casos similares, con el mismo “modus operandi”, el trabajo mancomunado entre la PDI y la Fiscalía, utilizando una serie de técnicas de investigación, permitió establecer la presencia en Molina de una banda, formada por dos personas, que se dedicaba a concretar dicho robo, lo que dejaba a los vehículos “inutilizables”.

NEXO

Pero los datos recabados en la investigación permitieron ir más allá. También se pudo establecer que dicha banda contaba con otra persona, en la Región Metropolitana, que se dedicaba a “reducir” los artículos robados. Se trata de un sujeto que además tenía vínculos con otra banda, también de la capital, que llevaba a cabo el mismo delito.

“Eran más avezados porque trabajan de noche y usaban armas de fuego”, acotó al respecto el propio comisario Agustín Urbina. De hecho, se presentó la paradoja de que, al tratarse de piezas muy difíciles de conseguir, muchos de los clientes de esta persona fueron algunas de las propias víctimas.

DROGA

En el caso de los sujetos de la Región Metropolitana, según lo dado a conocer por el fiscal del equipo Sacfi, Rodrigo Pizarro, con el dinero que obtenían de la venta de los flujómetros y de los computadores que robaban de las camionetas, “ellos compraban droga que vendían a terceras personas”. “En las escuchas telefónicas que nosotros captamos dentro de la investigación, también surgían antecedentes que ellos manejaban armas de fuego, municiones y otros elementos destinados a cometer delitos de robo”, acotó.

ALLANAMIENTOS

Tras contar con las respectivas órdenes, durante este jueves se llevaron a cabo, de manera simultánea, allanamientos a domicilios tanto en la Región Metropolitana (Puente Alto, Pudahuel y Santiago Centro) como en la comuna de Molina, en específico, en una vivienda de la avenida Oriente y en otra de la población Región del Maule.

El avalúo de los artículos recuperados fluctúa en los 50 millones de pesos. En total, se dio a conocer la detención de al menos nueve personas, todos de nacionalidad chilena, varios con antecedentes penales anteriores. Uno de ellos corresponde a un suboficial mayor de Carabineros, que pertenece a una unidad policial de Santiago, el cual estaba en “proceso de retiro”.

DENUNCIAS

Respecto a las víctimas, se estima que al menos hay 50 causas vinculadas con delitos cometidos por dichos grupos, sin contar los casos que no fueron denunciados. Sobre tal punto, el comisario de la Bicrim de la PDI de Molina, Agustín Urbina Rivera, formuló un llamado a la comunidad para que cuando sea víctima de un delito de tal naturaleza, efectúe la respectiva denuncia, ya que tales antecedentes son claves a la hora de poder iniciar y sustentar una investigación. “Es necesario que la comunidad sepa que denunciando nosotros podemos hacer un análisis de esa información y eso nos conlleva a poder trazabilizar los delitos. Si la ciudadanía no hace las denuncias, nosotros no podemos trazar otros hechos que nos permitan vincular a los autores”, insistió.

DELEGADO

Al respecto, el delegado provincial presidencial de Curicó, José Patricio Correa, felicitó el “acucioso” trabajo que llevaron a cabo, tanto personal de la PDI como de la Fiscalía. “La importancia que tiene esta coordinación para el Gobierno es fundamental. Le da un poco más de tranquilidad a la ciudadanía”, dijo.

“Hemos podido recuperar y quitarle el poder de fuego a delincuentes que cometen habitualmente este tipo de delitos y también otros delitos de carácter más violento”, subrayó.

Correa también aprovechó la oportunidad para recalcar la necesidad de que la ciudadanía haga las denuncias, en el caso de que corresponda. “La denuncia es el único medio que a nosotros nos permite poder levantar focos investigativos o puntos críticos, para poder dotar de mayor presencia policial”, concluyó.