El fútbol femenino tiene a su “jefa” en el Paseo de las Estrellas

0
1129
La única futbolista que tiene un lugar en el Paseo de las Estrellas de la ANFP, es la jugadora azul Carla “Jefa” Guerrero.

Figura. Carla Valentina Guerrero Puelle, es una de las mejores futbolistas del país. Defiende a las “Leonas” de U. de Chile y una referente en La Roja Femenina.

SANTIAGO. Carla Guerrero es la primera futbolista en tener un lugar en el Paseo de las Estrellas de la ANFP; la defensora de la Universidad de Chile y La Roja femenina ya tiene una historia que contar a sus seguidores. “Yo he dejado muchas cosas por el fútbol”, estampa a la hora de referirse a su pasión, el fútbol.

En la primera Gala del Fútbol Femenino, organizada por Red Gol y Contragolpe, en diciembre pasado, comentó emocionada muchas cosas de su vida relacionada con el balón, además de ser portadora del récord con más títulos en el fútbol femenino chileno.

Se inició en el fútbol cuando tenía cinco o seis años, ya que uno de sus hermanos jugaba como cadete de la Universidad de Chile y desde ahí comenzó a pelotear con él. Luego, ella misma se convirtió en una jugadora del mismo club, el que marcó sus inicios en el fútbol en 2004 gracias a la entrenadora Isabel Berríos.

Luego pasó a Everton en 2009, y más adelante se trasladó finalmente a Colo Colo, el club donde encontró éxito, títulos y aplausos. Ahí llegó reclutada por el técnico José Letelier, quien la unió al equipo cuando la jugadora estaba lesionada, con el ligamento cruzado cortado. Pero Guerrero tenía talento y el DT lo sabía; hoy trabajan juntos en La Roja Femenina, consiguiendo numerosos logros.

A Carla Guerrero se le conoce por su garra y también por su competitividad, sumando 13 títulos en el Cacique, incluyendo la Copa Libertadores Femenina 2012. Ella partió tempranamente a jugar a Bogotá, lo que le permitió vivir en un estándar profesional, con sueldo y horario; una realidad distinta al difícil mundo del fútbol femenino en Chile, donde recién ahora pareciera haber interés para apoyar la liga. “Nosotras valoramos el apoyo del público, que te da mucho, sobre todo cuando cantamos el himno. Eso lo sienten las rivales. Se te infla el pecho. Que tanta gente nos apoye y que al principio nos sorprendió”.

Carla Guerrero nació en Santiago (Peñalolén) un 23 de diciembre de 1987, en su historial deportivo registra importantes logros.

En 2010 la “jefa” -como se le conoce- fue convocada para participar en la Copa América Femenina 2010 a disputarse en Ecuador, y cuatro años después en los Juegos Sudamericanos de 2014, obtuvo el subcampeonato. Participó en la Copa América Femenina 2018 donde Chile logró un cupo para el Mundial de Francia por primera vez en su historia. Capitana del equipo, fue considerada como uno de los puntales de la defensa chilena y una de las figuras en el torneo.

En octubre 2020 y tras encontrarse sin club, retorna a la U. de Chile, club que la formó como futbolista y al cual regresó tras 12 años. También jugó de zaguera central en el Rayo Vallecano de España e Independiente Santa Fe de Colombia.

LA FAMA

Carla Guerrero fue homenajeada por sus 15 títulos conseguidos en el Fútbol Femenino con Everton, Colo Colo y U. de Chile, formando parte hoy en el Paseo de las Estrellas.

En esa ceremonia, Carla Guerrero compartió con el presidente de la ANFP Pablo Milad y el presidente de Azul Azul Cristian Aubert. Además, de representantes del auspiciador del campeonato Caja Los Andes. “Aunque se diga Carla Guerrero, esto es para todas las futbolistas que día a día luchamos para que el fútbol femenino crezca”, expresó en esa ocasión.

Pero el éxito siempre va acompañado de sinsabores, particularmente de lesiones que empañan el accionar de los estoperoles en el campo verde. La “Jefa” sabe y conoce perfectamente esta realidad clínica, pasando por traumatólogos, kinesiólogos para recuperarse. Tras sufrir la rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda en octubre del año pasado, pasó varios meses en tratamiento que finalmente vino la recuperación y la vuelta a la cancha.

DE CORAZÓN AZUL

“Este amor nace por mi hermano, Osvaldo, quien me enseñó su pasión por la U. Soy hincha desde que tengo uso de razón (…) Siempre me gustó estar con la gente, cantando en galería. No es que ellos estén mal y nosotros bien, somos todos Universidad de Chile. Queremos que les vaya bien. Salimos campeonas como Universidad de Chile, no la rama femenina. Tenemos mucho apoyo de ellos”, recalcó junto con repasar con emoción los días de su formación en el Caracol Azul.

“Teníamos que poner focos y alargadores para poder entrenar de noche, con lluvia. Fue una etapa linda, de mucho sacrificio, pero guardo muchos recuerdos, teniendo el apoyo a las niñas siempre por parte de los papás”, apuntó.

TOKIO 2020

La Roja Femenina estuvo en Tokio 2020 donde Carla Guerrero lo pasó muy mal en los Juegos Olímpicos 2021, aislada completamente en un hotel de Sapporo, donde no había contacto posible fuera de la delegación chilena, la defensora vivió un verdadero luto interior.

Una desilusión amorosa marcaba los días de la jugadora. De hecho, mucho de sus lágrimas en el himno de la Roja y sus reacciones tras la eliminación se debían a lo que estaba pasando por su corazón.

Y al volver a nuestro país todo se puso peor. La zaguera realizó los días de cuarentena obligatoria y tras eso se mantuvo encerrada en su casa. Casi no se vio en los sitios que habitúa, como el CDA, y su cuenta de redes sociales mantuvo inactiva.

PREMIOS

En diciembre pasado en la Casa de la Cultura de la Muni-cipalidad de Ñuñoa, diario La Prensa asistió a la primera Gala del Fútbol Femenino, organizada por Contragolpe y Red Gol. Carla Guerrero se llevó los premios como mejor defensa y premio a la trayectoria.

LA NUEVA LEY

El fútbol femenino espera hace tiempo que la ley que las favorece con contratos para jugar: “Representa un hito para nosotras y para todo el fútbol chileno. Ha pasado mucho tiempo en tramitación y la mayor parte de los avances se concentraron últimamente. Es un claro avance para nuestra actividad”, recalcó.