Con una persona fallecida terminó discusión tras choque

0
786
Caso es investigado por la Brigada de Homicidios de la PDI.

Víctima. La persona que perdió la vida es un conocido empresario local y agresor quedó en prisión preventiva.

CURICÓ. Un accidente de tránsito, con daños menores, finalizó en una tragedia tras provocarse una acalorada y mortal pelea.

El hecho se produjo la tarde del jueves pasado, alrededor de las 19:00 horas, a la altura del kilómetro 6 de la ruta J-60, en el sector de Isla de Marchant.

En ese lugar, colisionaron dos vehículos particulares y los conductores se bajaron para buscar un acuerdo para el pago de los daños. Sin embargo, al no llegar a un “arreglo”, se produjo una riña, donde uno de los sujetos fue apuñalado.

El jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI, subprefecto Juan Reyes, indicó que los detectives trabajaron en el sitio del suceso “recuperando el arma involucrada en los hechos, como asimismo realizaron también empadronamiento de testigos presenciales”.

La autoridad policial puntualizó que la persona que murió llegó posteriormente al lugar, pues uno de los involucrados en el choque era su hijo, quien lo llamó. “En ese momento se generó una discusión con un ocupante del otro automóvil, se originó una pelea y discusión y el imputado portaba un arma cortante con la cual le propinó una herida de gravedad”, sostuvo.

APREHENSIÓN

El lesionado fue identificado como Francisco Farías Ibáñez, de 56 años, (uno de los dueños de la empresa de tortas Vichuquén), quien debió ser trasladado de urgencia al Hospital de Curicó, donde dejó de existir, la mañana de este viernes, a pesar de los esfuerzos médicos.

En tanto, el autor del crimen escapó del lugar, pero luego se entregó en dependencias de la PDI. Se trata de Fernando Pizarro, de 70 años, quien iba de copiloto en uno de los vehículos.

El subprefecto apuntó que el acusado “dio a conocer que tenía participación en el hecho. Se procedió a su detención en flagrancia y dando a conocer los antecedentes al Ministerio Público. En términos generales, dice no recordar los detalles, es decir, él se nubló y no tuvo noción de lo que pasó”.

El imputado de este hecho de sangre fue formalizado y quedó con la medida cautelar de prisión preventiva por los dos meses que se extenderá la investigación.