Proyecto busca reemplazar eucaliptos por árboles nativos en sector del cerro Condell

0
392

Iniciativa. Con una planificación estratégica, se apunta a mejorar la condición en la que hoy día está el cerro y su entorno, respetando las especies que están alrededor.

CURICÓ. Para mejorar el suelo, la flora y fauna del cerro Carlos Condell de Curicó, la municipalidad a través de la dirección de Gestión Ambiental y Territorio más la de Aseo y Ornato, liderados por el alcalde Javier Muñoz, desde hace algunos meses vienen planificando un proceso que busca reemplazar en la ladera poniente un monocultivo de eucaliptos, por árboles nativos cultivados en la Granja Educativa Agroecológica Municipal.

De acuerdo con Carolina Marín, directora de Gestión Ambiental, luego de un estudio desarrollado por ingenieros forestales y agrónomos que fue presentado al concejo municipal, se especificó que la introducción artificial de estos árboles nativos de Australia y Tasmania genera un tremendo daño al lugar, ya que es una especie con gran demanda de agua al punto de que podría secar un acuífero e incluso, por ser una especie pirófita facilita la expansión de los incendios.

“Es un trabajo que se viene desarrollándose hace un par de meses que nació con una evaluación en terreno, con una identificación de distintos factores que han permitido que el informe técnico al que han llegado estos profesionales, sea trabajando con la comisión de Medio Ambiente porque esta recoge el sentir y lo que la comunidad nos plantea. Hoy día tenemos un informe técnico que se trabajó con la comisión de Medio Ambiente, un informe técnico que ya fue presentado al concejo municipal y que nos instala una carta de navegación por etapas de lo que viene para el cerro Condell, específicamente en la ladera poniente donde se encuentra el monocultivo de eucaliptos”, dijo.

En cuanto a las acciones que se realizarán y el beneficio que esto producirá, la directora argumentó que es un trabajo técnico que ya cuenta con una planificación estratégica, la que apunta a mejorar la condición en la que hoy día está el cerro y su entorno, respetando las especies que están alrededor.

“Es un trabajo que nosotros desde la dirección vamos a levantar también con las comunidades ambientalistas y con todas las personas que –independientemente de que si pertenece o no a estas agrupaciones- quieren ser parte de este proceso que también lleva una línea educativa, por lo que nosotros queremos ser súper transparentes en presentar este informe y en trabajar este proceso de lo que viene siendo la extracción de estos eucaliptos, la limpieza y la forestación”, expresó.

ESTUDIO TÉCNICO

DE LA ZONA

Una de las personas que está comprometida con este proyecto, es el ingeniero agrónomo de la dirección de Gestión Ambiental, Sebastián Trina, quien explicó que en la falda poniente existe esta zona de monocultivo de eucaliptos que está rebrotando por lo que su densidad por metro cuadrado en un futuro va a ser un real problema, por ende, afirmó que ahora es el momento preciso para actuar.

El estudio del área dio cuenta de que por ser una zona encarpada no es aplicar métodos más ecológicos para la erradicación de los eucaliptos.

“El cerro, si bien sabemos, tiene 10 hectáreas de flora nativa –que son geofitas prácticamente- especies que sobreviven como bulbo debajo de la tierra rebrotan en primavera, esa zona no se vería afectada porque no tiene esta especie de flora nativa, por tanto, nosotros vamos a usar dos herbicidas selectivos sistémicos que se usan precisamente para esta especie arbustiva. Entonces, nosotros vamos a hacer un corte a la base del tronco, vamos a dejar solo 10 cm y en una tercera etapa vamos a poder aplicar este producto”, detalló.

Una vez realizada esta primera parte y luego de un periodo de carencia, se hará reingreso al lugar para reforestar con 100 árboles nativos.