Estudiantes se manifiestan en Curicó exigiendo aumento en el monto de beca de alimentación

0
806

Tarjeta Junaeb. Por estos días, el aporte del Estado alcanza los 32 mil pesos mensuales, es decir, mil 600 pesos diarios en días hábiles, cifra que los propios jóvenes recalcan en calificar de “insuficiente”. 

CURICÓ. Respondiendo a una convocatoria emanada desde la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), tal como en otros puntos del país, alumnos que se encuentran matriculados en alguna institución de educación superior reconocida por el Estado, se manifestaron a fin de exigir el aumento en el monto que entrega la denominada Beca de Alimentación para la Educación Superior (BAES).
Cabe señalar que corresponde a un beneficio, otorgado a través de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), cuyo objetivo es brindar un dinero mensual a estudiantes para que puedan comprar comida o alimentos a través de una tarjeta.
Se trata de un aporte que es asignado, de manera automática, a todos los alumnos que tengan beneficios, tales como becas estatales, gratuidad, CAE o Fondo Solidario.
La Beca de Alimentación para la Educación Superior (BAES) considera un monto mensual de 32 mil pesos, lo que se traduce en mil 600 pesos por día, sin contar los fines de semana.
En el caso de Curicó, un grupo de alumnos se reunió llevando a cabo una manifestación de carácter pacífica, circulando por diferentes arterias de la ciudad, portando carteles y pancartas, recitando además distintas consignas.
En su paso por la Plaza de Armas, interrumpieron el tránsito vehicular, justo frente al edificio de los Servicios Públicos, en la intersección de las calles Carmen con Merced, lugar donde estuvieron varios minutos sentados en la calzada, interpretando cánticos, como, por ejemplo: “A puro pan, a puro té, así nos tiene la Junaeb”. 

AJUSTE
En conversación con diario La Prensa, el estudiante de la Universidad de Talca, Cristóbal Toledo, quien señaló ser parte del Movimiento Lucha BAES, profundizó respecto a las principales motivaciones para responder a la respectiva convocatoria y participar en dicha movilización.
“Hace 10 años que no se le hace un reajuste. En nuestro país se presenta una inflación, ha aumentado mucho el costo de la vida, pero nuestra tarjeta sigue igual. Creemos que los 32 mil pesos que se nos da al mes es insuficiente. El monto debería ser ajustado por quienes sacan el promedio de la canasta familiar. Ellos deberían saber cuál es el dinero que debería ser utilizado por los estudiantes para poder satisfacer esa necesidad. Ese dinero nos alcanza con suerte para echar algunas cosas al pan. Ya a la semana y media ya se nos acaba. Son muchos los estudiantes que literalmente viven solos, que no tienen una economía familiar para sustentar este paso por la universidad”, dijo.
El grupo de estudiantes se movilizó, de manera pacífica, por las principales arterias de la ciudad, dando a conocer su inconformidad respecto al actual escenario. Desde su creación durante el 2005, el saldo mensual de la BAES ha aumentado tan solo en ocho mil pesos, teniendo dos incrementos en 15 años.