Tras confirmar brote de Covid-19 colegio Rauquén cierra sus puertas hasta el lunes

0
1307

Fueron fiscalizados por la seremi de Salud. Los alumnos y funcionarios docentes se encuentran cumpliendo cuarentena en sus hogares.

CURICÓ. Hasta el próximo lunes 21 de marzo estarán interrumpidas las clases en el colegio Rauquén, enseñanza prebásica, básica y media; debido a un brote de Covid-19 en seis cursos. Esto significa que el retorno a la presencialidad será el martes 22 de marzo.
“Fuimos fiscalizados por el Ministerio de Salud a través de la seremi del Maule. Esto debido a la existencia de tres cursos y tres o más alumnos contagiados”, planteó Fer-nando Matus, director del establecimiento; quien agregó que debido a lo cual se encuentran en cuarentena. “En total, son seis los cursos que se encuentran con contagios, desde la enseñanza básica hasta la media, los que están en cuarentena. Esto implica que tanto los alumnos como los funcionarios docentes deben permanecer en sus casas y las clases continuarán desarrollándose en forma online”, aclaró Matus.
Para el directivo, este brote se podría haber generado en forma externa o en el mismo establecimiento. De volverse a producir un brote de Covid-19, se contemplará una nueva visita de la Seremi de Salud del Maule, para que desarrolle una inspección del establecimiento.

PROTOCOLO
En cuanto al protocolo sanitario que debe cumplir el establecimiento, Matus indicó que  dentro de éste se contempla se encuentra el uso de mascarilla, alcohol gel y lavado de manos.
“Al ingreso al establecimiento, existe un tótem donde se toma la temperatura y se aplica alcohol gel, uso de mascarilla, ventilación de las salas, además de alfombras con alcohol gel y horarios de sanitización de las salas”, enfatizó.
Junto a esto, el directivo expresó que también se marcan los basureros, diferenciándolos para los desechos de mascarillas.
“Estamos cumpliendo con todos los protocolos que el Minsal entrega respecto a la presencialidad”, sostuvo.

APODERADOS
Por otro lado, Matus señaló que los apoderados deben tener claridad que el colegio está cumpliendo con los protocolos sanitarios.
“Le hemos pedido a los apoderados que sean empáticos y que entiendan que la presencialidad no es fácil. Cada familia tiene su vida privada y, en ese sentido, pueden producirse los contagios en forma externa”, manifestó.
“Desde que empezamos con la presencialidad el día 2 de marzo, teníamos sobre el 95 por ciento de asistencia a clases”, concluyó.