Conozca las principales características que tiene el nuevo Hospital de Curicó

0
1918

Moderna infraestructura. En un encuentro al interior del futuro recinto asistencial, diario La Prensa conversó con Alejandro Muñoz Moraga, subdirector de Operaciones del hospital.

CURICÓ. El nuevo Hospital de Curicó implicará un cambio “cuantitativo” y “cualitativo” para las personas que requerirán de sus servicios. Un factor que explica aquel escenario está relacionado a las características de la infraestructura que dispone el nuevo recinto, ubicado a metros de la Ruta 5 Sur, junto al sector Sol de Septiembre.

A fin de, precisamente, profundizar respecto a las particularidades del citado edificio, diario La Prensa entrevistó a Alejandro Muñoz Moraga, subdirector de Operaciones del hospital. Se trató de un encuentro que se llevó a cabo al interior el nuevo edificio.

Si bien su construcción “ya se encuentra finalizada”, Muñoz nos recalca que “lo que aún está pendiente” es que los sistemas que se utilizarán en aquel espacio “funcionen”, lo que  además requiere el desarrollo de una serie de pruebas. Lo cierto es que “la seguridad y el confort” de quienes van a estar en dicho edificio, “va a cambiar” de manera radical.

Por ejemplo, a diferencia de lo que hay por estos días, una sala común tendrá cuatro camas y dos baños. Además, ahora se han considerado sillones de diálisis, un área de hospitalización de salud mental, una UTI pediátrica y además se adicionará un nuevo turno de ambulancia, entre varios otros puntos.

“Si bien el número de espacios, por ejemplo, pabellones, camas, no sube de una manera considerable, los recintos y la calidad de los mismos, sí. Vamos a pasar de una infraestructura que tiene 20 mil metros cuadrados actualmente, a 100 mil metros cuadrados. Crecemos cinco veces en cuanto a tamaño. Los estándares de calidad del edificio y de seguridad principalmente son los importantes. Estamos hablando que, por ejemplo, ahora que estamos al interior del edificio, el aire que estamos respirando pasó previamente por un equipo que filtró el aire, lo climatizó, por lo tanto, la calidad del aire que está al interior del edificio es distinta”, recalcó.

Actualmente, el hospital de calle Chacabuco cuenta con cuatro equipos manejadores de aire. El nuevo hospital tendrá 91. “Estos sistemas son difíciles de implementar, ya tenemos gente preparándose”, dijo.

SALA DE CONTROL

Otra de las particularidades será la presencia de una sala que permitirá “controlar” a todo el edificio. De hecho, subraya Muñoz, corresponde a uno de los puntos que, precisamente, concentra el trabajo que se está llevando a cabo por estos días.

“Se está afinando el sistema que hace la funcionalidad del edificio. Un edificio, en este caso, un hospital, es más que la infraestructura, es también que los sistemas funcionen. Por ejemplo, los equipos de climatización ya están instalados. Lo que necesitamos ahora es que estos equipos funcionen y lo hagan bien. En este caso, todos van a funcionar desde una sala de control, que va a estar operativa las 24 horas del día. Va a controlar los accesos, las cámaras, los sistemas de climatización, iluminación, gestión de energía, gases clínicos, todo se controla en una sala”, dijo.   

Otro espacio muy particular será el datacenter, donde estará alojado el sistema informático del hospital, el que tiene la misma seguridad presente en bancos y en empresas de telecomunicaciones. Se trata de una sala con certificación TIER III. Otros datos: el nuevo Hospital de Curicó detenta 707 cámaras de seguridad, con 800 puertas con controles de acceso a través de una credencial.

AUTONOMÍA ELÉCTRICA

Por su parte, en el caso de un corte eléctrico, el edificio cuenta con un respaldo energético, para trabajar al 100%, de 72 horas de autonomía. “Cosa distinta a lo que tenemos hoy, ya que en caso de un corte de luz el respaldo energético es sectorizado, solo en algunas áreas críticas, pero en este caso tenemos un respaldo total. El edificio puede funcionar de forma autónoma por 72 horas, tiene respaldo también para el tema del agua (…) Un corte de luz implica un pestañeo de 10 segundos. En este hospital, las áreas críticas, todo lo que es el pabellón, urgencia y las camas críticas en sí no van a tener un blackout, eso va a desaparecer, porque tienen un respaldo de batería adicional al respaldo del grupo electrógeno”, acota. 

EQUIPOS

Sobre los equipos que dispondrá el hospital, más del 80% de ellos ya están en el nuevo edificio. Hablamos de equipos “de última generación”, es decir, de “buena calidad”. Por ejemplo, el scanner. De hecho, una de las clínicas más importantes de Santiago va a adquirir un aparato de similares características recién este año. Por lo mismo, en términos generales, se ha requerido dar curso a un proceso de capacitación de tales elementos, tanto con los equipos clínicos como técnicos.