Habilitan tránsito vehicular por remozado paso bajo nivel Freire

0
1345

“Histórica” jornada. Nueva obra presenta una cota de cinco metros seis centímetros, es decir, un metro más que la anterior. Eso debería permitir que buses o camiones de altura no queden “atrapados” en dicho punto.

CURICÓ. Durante la mañana del primer día de marzo, se concretó un ansiado anhelo entre los curicanos: la apertura del remozado paso inferior de la avenida Freire, faenas que vendrán a “descomprimir” el tránsito vehicular que se presenta en la ciudad, conectando de manera más fluida, en ambos sentidos, la zona poniente con el centro.  

Se trata, recordemos, de una obra que forma parte del megaproyecto del eje vial Freire-Alessandri, tras un convenio entre el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y el Gobierno Regional, cuya licitación quedó en manos de la empresa Icafal, proceso que implicó una inversión cercana a los 20 mil millones de pesos. En términos generales, se trata de una iniciativa donde solo restan “algunos detalles” por ejecutar, a fin de que se encuentre “100% operativa”.    

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

El nuevo paso inferior presenta una cota de cinco metros seis centímetros, es decir, un metro más que el anterior. Junto con ello, otro factor no menor va de la mano con la instalación de “pórticos” en sus dos accesos, sistema que permitirá advertir a los conductores de vehículos, buses o camiones respecto a la altura límite permitida. Con ello se debería evitar que máquinas de tales características queden “atrapadas” en dicho punto. Además, se suma una mejora en el puente ferroviario ubicado en el sector. 

Tal como otros proyectos de tales características que se han llevado a cabo en la ciudad de Curicó, el nuevo paso inferior de la avenida Freire también contempla un sistema de motobombas, lo que permitirá “evitar” que aquel punto “se inunde” tras la caída de alguna precipitación.

HITO HISTÓRICO 

Diversas autoridades participaron de la simbólica apertura. Tal es el caso del delegado presidencial en la provincia de Curicó, Leopoldo Ibáñez, quien valoró que dicha acción se hiciera antes de los plazos previamente establecidos, recalcando que, en términos generales, solo restan “pequeños detalles” y “arreglos mínimos”, para que finalicen las faenas del citado megaproyecto. “Todos los curicanos sentíamos que era importante que se abriera, con la finalidad de dar una mayor fluidez vial y un descongestionamiento a la comuna”, dijo.

Por su parte, el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, aseguró que la aludida apertura se trató de un “momento histórico”, sobre todo tomando en consideración los problemas que se presentaban en dicho punto, tras la caída de precipitaciones (dicho espacio se inundaba, dejando abierta a la posibilidad de que vehículos quedaran “atrapados”). Por lo mismo, a su juicio, el eje vial Freire-Alessandri corresponde a la “obra de ingeniería más importante que se ha realizado en la ciudad de Curicó”. 

“A partir de hoy nos va a corresponder a nosotros como municipalidad, hacer la mantención y el trabajo preventivo de este paso bajo nivel tal como lo hacemos en Villota. Si bien pudiera haber situaciones excepcionales, esto debiera ser un antes y un después en lo que es la conectividad vial de Curicó, sobre todo en los momentos de lluvia”, recalcó. 

TRANSPORTE PÚBLICO 

La habilitación de dicho paso permitirá que tanto el transporte público como los camiones vuelvan a circular por aquel punto. Por lo mismo, el seremi de transportes, Carlos Palacios, recalcó que la Asociación de Buses de Curicó (Asobus) ya fue informada respecto a la citada apertura. 

“La idea del trasporte, en general, es que vuelva a ocupar esto, que descongestione (la avenida) Camilo Henríquez, y que por fin dejemos de lado lo que es el sector de la Felicur, que tantos problemas nos trae día a día”, recalcó. Junto con ello, Palacios agregó que la totalidad de los semáforos que contempla el proyecto vial Freire-Alessandri, ya se encuentran “conectados” a la respectiva Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT). A ello se suman cámaras, instaladas en distintos puntos, que vigilan “en tiempo real” las condiciones que presente el flujo vehicular.