Pacientes oncológicos pediátricos tienen cerca de 80% de posibilidad de curación

0
302

Hospital Regional de Talca. Anualmente ingresan 30 casos nuevos de cáncer infantil, tratamiento que se extiende en promedio dos años y con un seguimiento que alcanza la década.

TALCA. El Ministerio de Salud entregó los resultados del Segundo Informe del Registro  Nacional de Cáncer Infantil, elaborado por el Departamento de Epidemiología de la institución, y que abarca el periodo 2012-2016.

En dicho reporte, se refleja el incremento en el promedio anual de casos en comparación con el primero (entregado el 2018), llegando a 516,8 casos nuevos por año, versus el informe anterior que arrojaba 480,8 casos nuevos por año. 

El Dr. Gonzalo Muñoz, jefe de la Unidad de Hematología y Oncología Pediátrica del Hospital Regional de Talca, informó que todos los años ingresan –en promedio- 30 nuevos pacientes con cáncer infantil. 

El especialista indicó que “está descrito a nivel internacional que el cáncer infantil o la posibilidad de curarse habla de la realidad socioeconómica que el paciente pueda tener. Acá en Chile tenemos una muy buena estadística, que nos lleva a estándares internacionales de curación, de seguimiento, de mantención, de tratamiento y eso es gracias –principalmente- al Programa Infantil de Drogas Antineoplásicas o PINDA, que está trabajando en Chile desde el 1988”. Se trata de un trabajo en red a nivel local, regional, nacional e internacional.  

La leucemia, es el cáncer que más frecuentemente se da en los niños, por delante de los tumores cerebrales y los linfomas.

“El hecho del estigma que tiene todavía la palabra cáncer, está muy asociada a muerte, y lo bueno de nosotros, en cáncer infantil, es que en nuestros pacientes tiene una probabilidad de curarse cercana al 70-80%”, indicó el médico.

TESTIMONIO

Patricia Barra, madre de Emannuel Figueroa, paciente oncológico de 5 años, compartió su testimonio de supervivencia. El pequeño, fue diagnosticado con leucemia el 30 de junio del año pasado.

“Un día descubrimos que tenía petequias, muchos puntitos rojos y en la pierna un moretón muy grande. Los primeros exámenes arrojaron que tenía leucemia. Cuando nos dijeron es cáncer, nunca por mi mente pasó que mi hijo se iba a morir. Yo me aferré a mi fe, pero también a lo que es la Medicina. El apoyo del hospital ha sido fundamental para nosotros, porque siempre nos hemos sentido como que encontramos otra familia acá”, sostuvo.

El menor ya terminó su proceso de quimioterapia y ahora está en mantención.

El director del Hospital Regional de Talca, Osvaldo Acevedo, expresó que el cáncer infantil es una realidad dura. Estamos haciendo todos los esfuerzos para poder atender siempre a nuestros pacientes, pero particularmente a nuestros niños”.