Comunidad educativa se opone a cursos multigrados

0
428
La comunidad se opone a la decisión de fusionar los cursos en esta escuela.

Escuela Los Almendros de Palquibudi. Padres y apoderados están indignados con esta determinación.

RAUCO. Inquieta ha estado en los últimos días la comunidad de la Escuela Los Almendros, localidad de Palquibudi, debido a una serie de cambios y reestructuraciones en la educación de la comuna. Hace poco fueron informados que la Escuela con más de 40 años de funcionamiento deberá pasar a fusionar cursos, adoptando la modalidad de multigrado a partir del año escolar 2022.

Según actores de la comunidad educativa, esto viene a ser “una forma de subsanar una serie de irregularidades” que fueran denunciadas en Contraloría por los concejales el pasado 29 de septiembre, quienes se dirigieron a Talca para entregar documentos de respaldo a fin de que se investigue un déficit financiero del Departamento de Educación Municipal, misma oficina que comunicó en sesión del concejo municipal un día antes, el problema administrativo y económico por el que está pasando.

Fusionar cursos en la Escuela Los Almendros a partir del año 2022, implicaría pasar de 10 cursos en el ciclo básico a solo seis, quedando una matriz curricular de pre básica (pre kínder con kínder). Básica de: 1° con 2°, 3° con 4°, 5° con 6°, 7° y 8°.

Apoderados y estudiantes se manifestaron en forma pacífica con carteles y cánticos en el frontis del Centro Educativo. Además, contaron con la presencia de concejales y director de Educación para poner el tema en tabla junto a integrantes del Centro General de Padres y Apoderados.

Todos los involucrados expresaron su opinión al respecto. Por un lado, los concejales, preocupados del tema y esperando poder solucionar el conflicto para ambas partes. El Centro de Padres muy claro en que esto afecta a la calidad de los aprendizajes de sus hijos e hijas, mientras que el jefe DAEM explicaba los motivos por los cuales se tomarían estas medidas.

DESDE LOS

APODERADOS

Una manifestación se dio en las afueras del recinto, donde se congregaron apoderados y estudiantes, quienes pegaron carteles y consignas manifestando su descontento y falta de consideración.

Sentida y enojada dijo sentirse Sandra Correa, una de las participantes, quien hacía ver que las decisiones fueron unilaterales, que hay promesas de inyección de recursos extras para la escuela, pero que no responden a la necesidad actual. “La escuela es todo, tenemos años de trayectoria siendo apoderadas, familias enteras han pasado por acá. De no declinar las autoridades sobre esta decisión debemos cambiar a nuestros niños de colegio enviándolos a Rauco centro o a Curicó. Es ver morir a la escuela”. “Esto lo vemos como un castigo, un daño a nuestros hijos y un desmedro para el trabajo de los profesores”.