“Palomitas” volverán a la Estación de Trenes de Curicó

0
1149
“Palomitas” llevan más de medio siglo trabajando en el mismo lugar.

Reunión. Senador Rodrigo Galilea y concejal Francisco Sanz plantearon tema al presidente de EFE.

CURICÓ. Felices y motivadas se encuentran las denominadas “Palomitas”, con la posibilidad de mantener viva esta vieja tradición en la denominada “Ciudad de las Tortas”.

Una de ellas es Ana González, quien señaló que “nos fue bien donde vinimos y nos van a dar la solución que nosotros queremos que es seguir trabajando en la estación. Estoy muy contenta”, aseguró.

Igual de entusiasmada con la idea está María Isabel Céspedes, quien señaló que toda su vida ha trabajado vendiendo pasteles. “Imagínese, más de 50 años de trabajo, criar los hijos y ha estado toda mi familia en ese puesto, bisabuela, abuelita, mamá, yo, mi cuñada y una sobrina, es una tradición total”, sostuvo.

Estas orgullosas “Palomitas” hicieron estas declaraciones, tras ser recibidas en Santiago por el presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), Pedro Pablo Errázuriz, quien señaló que es fundamental que esas trabajadoras vuelvan a la estación tras muchos años de espera. En ese sentido, valoró que siempre mantuvieran la esperanza.

“No solo es un recuerdo, sino que es una cosa que todos queremos como pasajeros, pues se añora y que no tuvieran permiso para instalarse en la estación era una muy mala noticia”, acotó.

“PATRIMONIO VIVO”

En la cita también participó el senador Rodrigo Galilea, quien contó que el presidente de EFE admitió que las “Palomitas” son parte de la estación de trenes de Curicó. “Es un patrimonio vivo que Ferrocarriles del Estado valora mucho, que jamás debe dejar de existir y que ojalá siga subsistiendo en el tiempo.  Aquí hay generaciones y generaciones de familias que se han criado a través de este precioso oficio”, dijo.

En tanto, el concejal por Curicó, Francisco Sanz, afirmó que la autorización para trabajar en la estación es un merecido premio para las “Palomitas”, que le han dedicado más de medio centenar de años a ese oficio. “No quieren que esta tradición de más de 80 años y un patrimonio cultural de la ciudad se pierda. Han hecho todo un esfuerzo e, incluso, han ido hasta la propia EFE hace un mes atrás para tocar este tema”, destacó. Agregó que al escuchar los testimonios de esas mujeres, se animó para ayudar a gestionar un permiso para trabajar.

Francisco Sanz valoró la preocupación por el asunto del vicepresidente del Consejo de la Sociedad Civil de Curicó,  Juan Allendes, quien también los acompañó a la capital.