La importancia de saber usar internet

0
632
Editorial

Hace ya un buen tiempo que la crisis sanitaria actual y las consecuencias derivadas de ella han ido dejando en evidencia que el segmento humano más afectado es el de los llamados “adultos mayores”.

A nivel mundial, el envejecimiento de la población ya es una de las transformaciones sociales más relevantes del Siglo XXI, proyectándose que el número de personas mayores de 60 años se duplicará para el 2050.

Chile es unos los países latinoamericanos que ha experimentado un acelerado incremento de su población adulta mayor, esperándose que hacia el 2040, sobre el 20% de la población supere los 60 años y un 7% alcance los 80 años, de modo que esta realidad exige un urgente replanteamiento de las políticas públicas que permitan dar respuestas a este escenario de envejecimiento poblacional.

En los últimos meses y semanas -y más particularmente en los días recientes- se viene notando un detalle que refleja la creciente dificultad que tienen especialmente muchos ancianos (as), en el manejo de las tecnologías asociadas a internet lo que se agudiza con las restricciones propias de la pandemia y sobre todo con la necesidad de estar al día en los beneficios económicos que está entregando el Estado.

Es incluso conmovedor ver a numerosos adultos mayores que, por ejemplo, no saben o no conocen los trámites básicos que deben hacer y si no cuentan con el apoyo y ayuda de sus familiares más jóvenes, ahí el escenario humano se acerca al umbral de la desesperación y la angustia.

Uno de los aspectos claves para poder recibir los bonos o el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es la obtención de la Clave Única.

Las personas que desean obtenerla pueden realizar el trámite en forma online sin tener que concurrir personalmente a los lugares de entrega y para ello, deben ingresar al siguiente link: https://claveunica.gob.cl.

Para postular al IFE se deben cumplir algunos requisitos, como residir en comunas en Cuarentena o Transición al 31 de marzo pasado.

Además, también pueden solicitarlo aquellos que están dentro del 80% de la población más vulnerable del país, según el Registro Social de Hogares.

Sin embargo, hay un grupo de personas que no deben realizar las postulaciones, ya que el pago del aporte monetario será automático y depositado junto a sus pensiones.