Hablemos del suicidio y derribemos sus mitos

0
1059
A lo largo de la historia ha existido una discriminación importante con respecto al suicidio.

Discriminación. Es importante destacar el aspecto social, que por años ha estigmatizado esta conducta.

TALCA. Hace poco se realizó un taller para jóvenes, profesores y apoderados de AIEP sede Talca, y el sentido del encuentro fue entregar una relatoría sobre la prevención del suicidio. Esto a través de una alianza entre Prefiero el Maule, OTEC SuicidPrevent y el instituto de educación superior.

“Así como entrevisto a emprendedores, también entrevisto, a ‘emprendedores sociales’, como yo les llamo, y entrevisté el año pasado a la directora y fundadora de esta OTEC, Jacqueline Hernández, y ahí supe lo que ella hacía, le propuse que ojalá diéramos en cada una de las comunas del Maule, estas charlas, para empezar a meter ruido con esto”, indicó María Pía Yovanovic, directora de Prefiero El Maule.

Desde diciembre del año pasado que comenzaron a trabajar, para ver a qué lugares podían ir, y cómo abordar la prevención de suicidio. Fue así como comenzaron con AIEP. “Quedé muy feliz de los resultados porque mientras tú no hables de estos temas, pueden seguir pasando. Es rico que las personas jóvenes empiecen a aprender, para ir tomando conciencia y llegar a tiempo”, enfatizó María Pía Yovanovic.

¿Cómo nace Suicid Prevent?

“Un joven con el que estaba trabajando en una intervención social se suicidó, todos quedamos muy impactados. Busqué información acerca del suicidio y no había, ahí me di cuenta que el suicidio estaba presente en mi vida, pero que no se hablaba. Comencé a estudiar hice un magister en psicología social en la Universidad de Talca, seguí formándome y empecé a estudiar conductas suicidas, tengo varios estudios en abordaje infantil y adolescente, otros en depresión, terapia para la prevención del suicidio, y abordaje de la familia”, nos explicó esta asistente social, quien además es directora y fundadora de Prevención del Suicidio, Servicio a la Familia, Jacqueline Hernández.

Fue así como nace la fundación, en donde gran parte de sus intervenciones las están desarrollando en Pelarco, hasta ahora donde esperan realizar estas charlas en toda la región.  El 2019 hicieron un diagnóstico a toda la comuna, específicamente a estudiantes de 8 a 19 años, y se dieron cuenta que las tasas de suicidio eran superiores a la media nacional.  “De 264 niños, un 23 por ciento tenía conductas suicidas, un 68, 3 tenía autolesión, y la variante implicada, era que había poco apoyo de la familia, y ahí nos dimos cuenta que había otra variable, que era el estrés marental”, confiesa Jacqueline Hernández. 

MITOS SOBRE EL SUICIDIO

Con el suicidio hay mucha discriminación, social y clínico, y esto tiene que ver a lo largo de la historia, porque siempre ha sido muy castigado, vinculado a lo religioso, muchas veces las personas que se suicidaban no podían cumplir el rito del velatorio, incluso de enterrarse en un cementerio católico.

Uno de los mitos importantes en cuanto a la conducta suicida, tiene que ver con que “si se quisiera matar, lo haría”. Los estudios indican que el primer factor de riesgo son los intentos suicidas, es decir, el hecho aumenta el resultado fatal.

El Dr. Enrique Baca García de España, ve el protocolo SAMU que tiene relación con los intentos suicidas. Él y su equipo, atienden en una ambulancia, a las personas que tienen riesgo suicida y las trasladan inmediatamente a un centro psiquiátrico, donde son intervenidas por un psiquiatra. Lo que indica este profesional es que entre el 50 y 80 por ciento de las personas que fallecieron en un suicidio, habían intentado quitarse la vida antes.

“Entonces qué es lo que pasa, todo lo que se repite se perfecciona, y por otra parte, la persona pierde el miedo a la muerte, y aumenta el nivel de tolerancia al dolor. Muchas veces lo intenta, pero los demás piensan que está llamando la atención, y lo que está haciendo es probando la letalidad del método”, sostiene Jacqueline Hernández

Otro de los grandes mitos del suicidio, es que correspondería a un trastorno mental. Según varios expertos, este es un estigma reduccionista donde el suicidio es causa de un solo problema. “Es que no todas las personas que tienen un trastorno mental se suicidan, y no todos los suicidas tienen un trastorno mental, y de hecho hay varios estudios donde se ha realizado una correlación entre la psicopatología, la conducta, y su correlación es muy débil”, da a conocer la asistente social.

PREVENCIÓN

Cuando hablamos de suicidio, estamos hablando de una persona que está experimentando un profundo dolor, superando todos sus límites, donde no encuentra ninguna otra salida para ese sufrimiento más que la muerte.

“La persona se encuentra en un proceso cognitivo que le impide ver soluciones a sus problemas, y por eso es tan importante que nosotros veamos este tema de la prevención, porque ahí está nuestro papel de poder ayudar a alguien que está en un proceso muy doloroso, un drama existencial en su vida. Es muy importante, ayudarlo a buscar soluciones, el hecho de que la persona no los vea, no quiere decir que esas soluciones no estén”, finalizó la directora y fundadora de Suicid Prevent.