Concejal curicano anuncia su candidatura a diputado

0
1194

Malestar. Tomó esa decisión tras su “bajada” como carta a alcalde por la centro izquierda en la comuna de Curicó.

CURICÓ. El sistema de primarias era el más indicado para elegir el candidato al máximo cargo de la Municipalidad curicana, según expresó el concejal socialista.

En conversación con diario La Prensa, Raimundo Canquil se mostró molesto con el camino que siguió su conglomerado, pues a su juicio, afecta a la democracia.

“Nos encontramos con que las bases no pueden elegir a su candidato a alcalde, el que gane las elecciones a través de las urnas y las votaciones y eso es una contradicción vital porque para mí eso es un valor como profesor de historia y educación cívica”, apuntó.

En ese contexto, le restó legitimidad a la designación de Javier Ahumada (DC) a través de las cúpulas partidistas.

“Para este candidato elegido a ‘dedocracia’ no existe la confianza para poder apoyarlo porque él determinó que iba a ser el candidato y fue impuesto en una decisión nacional y con eso le hacemos un flaco favor a las curicanas y curicanos”, admitió.

Por lo tanto, agregó que ese actuar “impide que participe la gente y hace que los cargos que ostentan algunos se perpetúen, pero hay que recordarles que no son cargos de dinastías, ni monárquicos ni hereditarios”.

NUEVO DESAFÍO

Tomando en cuenta el nuevo escenario político, Raimundo Calquín contó que “no va a ir como concejal, es muy difícil que vaya y creo que está abierta la posibilidad de una candidatura, para un plazo de un año a año y medio, para empezar a ver la diputación por Curicó y Talca”, dijo.

Manifestó que es un tema importante y que espera que el candidato del sector al Parlamento sea elegido a través de primarias. “Tomando todas las precauciones para que no lleguemos al final y te estén bajando”, aseveró.

En todo caso, puntualizó que la otra alternativa que le queda es “ver una candidatura independiente, pero esto no debe volver a repetirse en donde es una vergüenza lo que está pasando, pues mucha gente está indignada”.

A pesar de todo, ve un futuro auspicioso y “queremos derrotar la ley que permite que las cúpulas se pongan de acuerdo en vez de privilegiar la democracia y vamos a seguir luchando eso hasta el final”.