Curicó Unido regresa a La Granja

0
896
En punto de prensa se dio a conocer la autorización para que el Curi vuelva a La Granja.

Confirmado. Ayer en punto de prensa se anunció el visto bueno. “Salir a otra ciudad es perder la localía y se genera un daño económico al club”, dijo el presidente albirrojo Patricio Romero.

CURICÓ. “Hay una cancha pareja, más que antes incluso, falta que aparezca un poco de pasto, pero vamos a poder utilizar el estadio y es fundamental jugar en casa, salir a otra ciudad es perder la localía y se genera un daño económico para el club, lo importante es que la gente acompañe acá en casa. Independiente de los ‘pelones’ que tenga el campo de juego, todos queríamos jugar en La Granja, tanto el cuerpo técnico como los jugadores”, señaló el presidente de Curicó Unido, Patricio Romero, quien fue el más contento con la autorización de jugar el lunes frente a Magallanes en La Granja, descartando la alternativa de ser nuevamente locales en San Fernando.

LA VOZ TÉCNICA
Cristóbal Arnaiz Johnson, gerente de operaciones de la empresa Parques Johnson, reconoció ayer en el punto de prensa que “se van a encontrar con una cancha donde aparecerán los comentarios de una cancha que no está en condiciones ópticas, estéticas. Hay un tema visual que se vea bonita y otra cosa es que se pueda jugar al fútbol, hemos accedido como empresa a que la cancha se pueda usar antes de que estemos con un campo de juego bonito. La cancha se sembró hace menos de un mes y necesita unos 30 días más para que se vea bonita”, señaló el encargado de proceso de resiembra, quien agregó que “será una cancha rápida por el pasto nuevo y hay defectos visuales porque la cobertura de pasto no está al cien, hay partes más complicadas, otras zonas están buenísimas, pero es normal que algunas zonas no avancen a la misma velocidad. Estamos en la mitad del proceso de resiembra, vamos a tener una cancha que a primera vista esté fea, pero no mala, esta es una ventana que hemos hecho en el trabajo para que Curicó Unido juegue en su estadio, con su público y no viajar a otro lado, hemos accedido y van a jugar un partido, y eso no hará tanto daño, la cancha tendrá pisoteo en 90 minutos, pero después seguirá el proceso natural y si se genera un desperfecto, la vamos a tener que resembrar de nuevo”, reconoció.

FEA, PERO NO MALA
“Pongamos el pecho a las balas y sepamos que las críticas serán obvias, la cancha está fea, pero no está mala, ahora si Curicó gana no habrá ningún comentario, pero la cancha está fea, pero nadie puede decir que está mala. Hemos apurado el proceso en los tiempos que tenemos y vamos a acceder y ceder por el bien de la comunidad. Me pidieron la autorización para usarla y yo accedí, antes está el deporte, la comunidad debe estar contenta y los comentarios se los lleva el viento, pero no pasará nada grave” señaló Cristóbal Arnaiz quien dijo que si hay nuevas mejoras necesarias después del partido, será su empresa quien asuma los costos.

LOS DUEÑOS DE CASA
“Entendemos que es un proceso, una semana atrás mirábamos la cancha y era imposible pensar en jugar, a diferencia de cómo está la cancha hoy. No se ve tan bien, es verdad, el pasto en algunas zonas está saliendo, pero si hay un compromiso de la empresa y la necesidad por parte del club, nosotros como municipio estamos para buscar alternativas de solución, y se harán mejoras, inversiones mayores, y después hay una para de dos semanas para estos nuevos trabajos” señaló a su vez el gerente de la Corporación de Deportes, Fabian Torres. “Si me preguntan a mí días atrás, nuestra respuesta era que no se utilizara para seguir con el proceso, pero se llegó a este acuerdo y si las partes están de acuerdo, sigamos y programemos el partido. La cancha visualmente no está bien, pero se puede jugar fútbol. No es lo óptimo, ideal hubiese sido haber dejado dos semanas más, pero entendemos el requerimiento del club y la empresa se compromete a seguir con los trabajos. Hay que entender lo que significa la localía para el club y si hay mayores deterioros ya están los acuerdos con la empresa”, cerró Torres.