Transportistas y madereros locales llevarán ayuda a zona de incendios

0
609
Una vez más, los transportistas y madereros mauchos, llevarán ayuda a Viña del Mar.

Solidaridad. Para el viernes 23 se ha programado la salida de una caravana de vehículos, con carga de madera y alimentos no perecibles.

CONSTITUCIÓN. Con una generosidad a toda prueba, transportistas independientes, las barracas pequeñas, aserraderos, polineras de Constitución y Empedrado, decidieron solidarizar con las familias afectadas en la zona catástrofe a raíz de los incendios, y llevar una preciada carga en maderas dimensionadas y elaboradas, para la reconstrucción, que devolverá en parte la ilusión en los sectores Villa Independencia, Achupallas y El Olivar, en Viña del Mar.

Al lugar ya concurrió un grupo de avanzada -los tuercas y tuning mauchos- para realizar labores de limpieza y adelantar camino para el arribo de la ayuda del sector maderero.

En todo caso, aún existe plazo para continuar reuniendo más ayuda, por cuanto para el viernes 23 se ha programado la salida de una caravana de vehículos con carga de madera y alimentos no perecibles que se reunieron en diferentes actividades.

Uno de los que encabeza esta cruzada es Rodrigo Gómez, conocido como “maestro Chayanne”, quien expresó que  “doy las gracias a Dios por tener la posibilidad de poder ayudar porque sin Dios, nada de esto sería posible”.

Por su parte, Roberto Zúñiga, empresario maderero, en representación de los pequeños aserraderos, barracas, polineras, entre otros rubros del área forestal, indicó que “estamos recopilando maderas, al igual como lo hemos hecho otros años. En Empedrado se suma Camilo Torres, junto a nuestro amigo Chayanne (Rodrigo Gómez), y los pequeños dueños de camiones. Muchos dicen: quiero ir a ayudar y solo se quedan en el discurso. Me gusta el accionar, son muchos los que están aportando para poder ir en ayuda de los damnificados”.

“Cada vez que haya una zona en problemas, allá estaremos ayudando en cualquier parte de Chile”, enfatizó.

Siempre con el corazón puesto en quienes están sufriendo, no es la primera vez, que estos hombres entregan apoyo. Ya lo hicieron en 2017, en Santa Olga, o en las actividades del día de la Madre y del Padre, el día del Niño, Navidad y cualquier acto relacionado para ir en ayuda de personas con enfermedades crónicas o terminales, o de centros de menores.

ESFUERZO

Los hombres y mujeres que forman parte de esta cruzada solidaria, saben de esfuerzo, sacrificio, y lo que es “empezar de abajo”, como popularmente se dice.

Muchos partieron desde muy abajo, con un recorrido largo en la actividad forestal y del transporte, algunos siendo peonetas, capataces en ventas de madera o personal de faenas, y saben lo que es la vulnerabilidad de la vida y economía, y además, vivir en una tierra tan golpeada como la maucha, aprendiendo lecciones de vida.