Ayuda recolectada en la provincia viaja hoy a la Región de Valparaíso

0
776
Uno de los puntos de acopio fue el Kiosco de la Plaza de Armas de Curicó.

Campaña solidaria. Agua embotellada, frazadas, kit de aseo y alimentos no perecibles, son algunas de las donaciones que se recolectaron para apoyar a las familias damnificadas por incendios forestales.

CURICÓ. Ayer culminó la campaña “Curicó, Rauco y Sagrada Familia ayudan a las familias de la Región de Valparaíso”, la que estuvo organizada por los municipios de las citadas comunas. El centro de acopio comenzó a recibir donaciones el pasado martes 6 de enero, de modo que todas las donaciones recolectadas serán trasladas hoy hacia las zonas más damnificadas en Valparaíso.

ORGANIZACIÓN
La campaña estuvo liderada por José Manuel Rodríguez, encargado de la Oficina de la Juventud, quien, en conjunto con jóvenes voluntarios, miembros de Defensa Civil, scouts y funcionarios municipales, recibieron y organizaron las donaciones que la ciudadanía entregó para ayudar a las familias damnificadas. Rodríguez afirmó que el objetivo principal de la campaña fue “juntar la mayor cantidad de apoyo para la quinta región, como agua embotellada, frazadas, kit de aseo, alimentos no perecibles (…) reunir la mayor cantidad de cosas que se pueda y mañana (hoy) a primera hora esta ayuda iría a la Quinta Región”.

DONACIONES
El centro de acopio de la Plaza de Armas de Curicó no fue el único punto habilitado para recibir donaciones, pues también la Oficina Comunitaria de Santa Fe, Sarmiento y de Los Niches reunieron la ayuda de aquellos sectores, aumentando así el número de ofrendas. Además, según dijo Rodríguez, las juntas de vecinos tuvieron un rol fundamental, ya que también se organizaron para reunir artículos que son necesarios para las familias damnificadas, como útiles de aseo o alimentos no perecibles.

APOYO MUTUO
De acuerdo con el alcalde (s) de Curicó, David Muñoz, la buena disposición corresponde a la ayuda que recibió la Región del Maule el año pasado, cuando muchas familias se vieron afectadas por el sistema frontal. “Nadie está libre que pueda tener alguna desgracia y no olvidar que nos tocó vivir una situación muy difícil en el 2023 con los temporales que tuvimos, tanto en junio como agosto en nuestra región, en nuestra provincia, y también fuimos ayudados por otras regiones. Así que creo que nosotros, como chilenos, tenemos que estar siempre preparados para devolver la mano, para ayudar, abrir nuestro corazón y también el bolsillo para ayudar a muchos que ya están viviendo un momento difícil”, cerró Muñoz.