Muestran preocupación por seguidilla de delitos

0
551
Víctor Dacaret llamó al Congreso a incrementar penalidad para delincuentes violentos.

Medidas. “Mientras no exista mano dura y no se termine con la permisividad de la justicia, estos hechos continuarán”, indicó al respecto el presidente de la Cámara de Comercio de Curicó.

CURICÓ. “Los últimos hechos delictuales, como el asalto al banco y las farmacias, nos indican claramente el grado de audacia de los delincuentes”. Esa declaración es del presidente de la Cámara de Comercio de Curicó, Víctor Dacaret. En contacto con diario La Prensa, el dirigente gremial afirmó que, más allá de que fueron detenidos, los sujetos que entraron a la sucursal del Banco Itaú, demuestran lo decidido que estaban en cometer el ilícito, donde escapaban con más de 300 millones de pesos. “Es una acción temeraria y audaz que, felizmente, se pudo frustrar por las cámaras del sector”, acotó. Víctor Dacaret mostró una especial preocupación por la ola de asaltos que afectaron a locales de la farmacia “Baratita”, donde los antisociales actuaron con armas de fuego en tres de los robos con intimidación. “Lo de esos recintos ha sido reiterativo y en busca de drogas o productos de fácil reducción en ferias o el mercado ambulante”, dijo.

MANO DURA
Por tal motivo, el presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad puntualizó que “mientras no exista mano dura y no se termine con la permisividad de la justicia, estos hechos continuarán”. En ese sentido, emplazó a los parlamentarios a subir las condenas a aquellas personas que están cometiendo delitos de gran connotación social como asaltos, homicidios o portonazos. “Se hace necesario legislar en la rebaja de la edad delincuencial porque estos jóvenes saben que no son imputables y delinquen por y para quienes los envían. Estimo necesario crear nuevas cárceles por qué las actuales están colapsadas y se transforman en escuelas del delito”, remató.