Rangers celebró nuevo aniversario con la esperanza de subir a la Primera A

0
791
En el complejo Fortaleza Rojinegra se escuchó fuerte el “R con A”, en el marco de la celebración de un nuevo aniversario.

Larga espera. Actos conmemorativos concitaron la entusiasta participación de la dirigencia del club y de hinchas, todos abrigando el deseo de que el elenco rojinegro ponga fin a su permanencia en la Primera B y pueda retornar a la división de honor del fútbol nacional.

TALCA. El complejo Fortaleza Rojinegra fue el epicentro escogido para el acto oficial de conmemoración del 121° aniversario de Rangers de Talca. La actividad organizada por la dirigencia del club estuvo encabezada por el recientemente asumido gerente general, Nicolás Vilos, quien llamó a reconocer la historia de Rangers, y comenzar a escribir una nueva, con el propósito de competir durante el 2024 e ilusionarse con ascender a la Primera A. En diálogo con los medios de comunicación, Vilos señaló que durante el mes de diciembre se podrá dar a conocer con más detalle el proyecto que impulsará la administración para el 2024, el que de todas maneras, a grandes rasgos, buscará consolidar la institución, con una vinculación con la hinchada y la ciudad, y armar un plantel que permita competir y -dijo- “conseguir entre todos el ansiado retorno a la Primera A”. “Cuando uno compite, lógicamente está soñando en conseguir el objetivo máximo que es subir”, enfatizó. Del mismo modo, adelantó que para la próxima temporada se mantendrá un presupuesto favorable para el primer equipo y cuerpo técnico, el que debería bordear los 90 millones de pesos mensuales, muy similar al de este año, pero se espera que con distinto resultado. Durante el último torneo en Primera B, Rangers cosechó una pobre campaña que lo dejó lejos de las posiciones de avanzada y por momentos, bastante cerca de la zona de descenso. Al final, consiguió 36 puntos que no alcanzaron para esperanzarse con clasificar a una liguilla de promoción, y sólo sirvieron para confirmar la permanencia de Rangers un año más en la Primera B, completando el 2024 una década en tal categoría.

Hinchas y representantes de medios de comunicación tuvieron la oportunidad de conocer la copa conseguida a nivel nacional por una de las divisiones menores del club.

SUEÑO COMPARTIDO
Hasta el recinto deportivo, ubicado en el sector norte de la ciudad, llegó un buen número de hinchas, representantes de las barras, exjugadores rojinegros y también niños y jóvenes que hoy forman parte de las divisiones menores de Rangers, todos con la misma ilusión: retornar a la Primera A. Patricio Rojas, exfutbolista de Rangers desde 1967 hasta 1972, y quien además formó parte del plantel que participó en la Copa Libertadores de América, está esperanzado en el ascenso. “Ahora a Rangers lo veo como hincha, uno sufre, hasta los niños lloran cuando Rangers pierde y ojalá verlo en Primera algún día”, señaló, agregando que “tengo mucha fe, que hagan bien las cosas y que le den la oportunidad a los jóvenes y se la jueguen por la camiseta. La ilusión es que Rangers el 2024 vuelva a primera”.
Luis Rojas, presidente de la barra oficial Marcos Rojas Cancino, quien ha viajado por todo el país acompañando a Rangers y ayer también presente en la conmemoración del aniversario, dijo que incluso ha soñado con el ascenso a la Primera A. “Ojalá se vuelva realidad ese sueño, porque lo merecemos, somos gente con hartos años. Tengo 73 años y no quiero partir antes de ver a mi equipo en Primera División, donde debería estar toda la vida”, afirmó. Sostuvo que Rangers es una tremenda institución y deposita su confianza en la nueva administración del club para lograr el ansiado regreso a la división de honor. “Quiero desearle lo mejor a la gerencia que tomó el equipo y la institución y pedirles que nos den una tremenda felicidad el 2024”, añadió.

El futuro de Rangers también estuvo presente en el complejo deportivo para ser parte de la
celebración de la institución rojinegra.

CELEBRACIÓN DE LA HINCHADA
Pero no solo hubo un acto oficial de conmemoración del club. También se desarrollaron actividades por parte de los hinchas que se organizaron para festejar al club de sus amores. Fue así como en el Gobierno Regional, un grupo de hinchas realizó una actividad que concitó la participación entusiasta de un considerable número de partidarios rojinegros. En la ocasión, Patricio Arias, miembro de la Asociación de Investigadores e Investigadoras del Fútbol Chileno, presentó el libro “Rangers en su época amateur”, donde además plantea otra fecha de fundación del club -19 de octubre de 1903- lo que abre una disyuntiva sobre la real cantidad de años que estaría cumpliendo la institución. Sin embargo, más allá de esa incógnita, de todas maneras considera válido celebrar el 2 de noviembre de 1902, ya que es la fecha que ha trascendido en la historia y de generación en generación. En la oportunidad, también se homenajeó al otrora futbolista Guillermo Parada, de la década del 60, y además hubo manifestaciones artísticas y musicales en torno al elenco rojinegro, y una exposición de numerosos recuerdos sobre el club, como revistas, banderines, fotos y recortes de prensa.

DELEGADO
En la actividad también participó el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, quien si bien es cauquenino, hoy es un ranguerino más y expresó su disposición a seguir colaborando con Rangers para darle alegría a la institución y Talca. “Cada día me siento más ranguerino, ha sido una bonita experiencia”, dijo contento, agregando que “creemos que es un club que debiese estar en Primera División”. Confesó que cuando deba dejar la ciudad de Talca y asumir otros desafíos, “me gustaría ver a Rangers  en Primera A y para eso vamos a estar contribuyendo desde el espacio en que estemos”. Sobre esto último, adelantó que ya ha sostenido conversaciones con la dirigencia de Rangers para que el club pueda afrontar la próxima temporada ejerciendo la localía en el Maule, considerando que el Fiscal de Talca va a tomar tiempo recuperarlo luego de los efectos de las inundaciones de agosto. Para la tarde de ayer también se anunció una caravana organizada por la barra Los Rojinegros desde la plaza La Labora hasta el corazón de la ciudad, con participación de hinchas vistiendo los colores rojinegros, llevando banderas y lienzos para saludar al viejo y querido Rangers.