El arduo trabajo que se está llevando a cabo para poder “levantar” a Licantén

0
723
Los trabajos de limpieza de casas y calles se siguen llevando a cabo en Licantén.

Tras inundación. Por lo pronto, uno de los focos ha sido la “estrategia de limpiar y secar” tanto las casas o recintos que se vieron afectados, como asimismo las propias calles, pasajes o caminos.

LICANTÉN. El alcalde de Licantén Marcelo Fernández abordó el trabajo que se ha estado llevando a cabo a fin de que la comuna que encabeza, “se levante” del fuerte golpe que significó la irrupción del río Mataquito, en el contexto del más reciente sistema frontal que afectó a la zona centro-sur del país.
Por lo pronto, tras la inundación, dijo Fernández, uno de los focos del trabajo que se está ejecutando en la citada línea ha sido la “estrategia de limpiar y secar” tanto las casas o recintos que se vieron afectados, como asimismo las propias calles, pasajes o caminos. “Ya comenzamos a distribuir sectores de nuestra ciudad, en donde se interviene de manera completa, se corta el tránsito (…) intervienen nuestros equipos sacando los escombros y luego junto a la empresa privada que nos está colaborando, Cámara Chilena de la Construcción, Arauco, don Gonzalo Orellana, se trabaja mancomunadamente con sacar todos los residuos y, además, con agua a presión, lograr limpiar”, dijo. Dicha labor se seguirá replicando durante los próximos días “hasta llegar al 100%” de la ciudad. “También tenemos pendientes los sectores rurales, es decir, Placilla, fundo Lora”, acotó.

PALABRAS DE AGRADECIMIENTO
Junto con reconocer el trabajo realizado por los propios funcionarios del municipio, el alcalde también tuvo palabras de agradecimiento para las instituciones, tanto públicas como privadas, que han estado ayudando a poder “levantar” a Licantén, nombrando algunas de ellas: el Ejército, Bomberos, Carabineros, PDI, municipios tanto de la Región del Maule como de otros puntos del país y un largo etc, incluyendo empresas de diversa índole. “Mucha gente que se ha acercado para ayudar y seguir aportando con nuestras vecinas y vecinos. Además, pescadores artesanales, no solo de Licantén, sino que también de zonas como de Constitución, que han llegado a entregar su granito de arena”, dijo. También agradeció a quienes “desde el anonimato” han ayudado de manera desinteresada. “Merecen nuestro agradecimiento. Vaya para todos ellos un abrazo fraterno”, dijo.

SERVICIOS BÁSICOS
El jefe comunal también dio cuenta de las labores vinculadas a la reposición total de los servicios básicos (agua potable y electricidad). Junto con ello, algunos espacios de la ciudad han sido destinados a otros servicios: por ejemplo, la iglesia y la biblioteca municipal ahora son puntos de acopio y el gimnasio municipal está siendo utilizado de albergue, entre otras funciones que está prestando.

FICHA FIBE
Paralelo a los citados procesos, se está desarrollando la toma de datos para la Ficha Básica de Emergencia (FIBE), de cara a la entrega de un bono de recuperación, trabajo que se ha estado ejecutando de manera conjunta entre funcionarios del propio municipio de Licantén y de otros municipios de la región, como Empedrado, Curicó, Hualañé, Vichuquén, quienes “han colaborado para hacer más expedido el resultado de esta ficha, que nos va a entregar información fidedigna y real de la catástrofe en su entera dimensión”. “Con estos resultados vamos a poder conocer y focalizar adecuadamente los recursos y soluciones a sus problemas”, señaló Fernández. “El Ministerio de Desarrollo Social depositará un monto en dinero que será entregado a través del BancoEstado dentro de los próximos días, entre lunes y martes en su Cuenta Rut. Es importante agregar que como municipio estamos trabajando con el BancoEstado para poder lograr a la brevedad la atención de un cajero automático o un sistema que permita el cobro de estos recursos”, agregó.

SIGUIENTE ETAPA
El alcalde ya está proyectando lo que será la etapa que viene después de la limpieza de casas y calles: el poder conseguir que quienes residen en Licantén puedan “volver a la normalidad”. “Debemos ocuparnos de poder lograr gestionar, de conseguir, de pedir el equipamiento de estos hogares. Lo hemos denominado así, equipemos nuestros hogares (…) De que las casas vuelvan a tener aquellos elementos que lamentablemente fueron perdidos en esta inundación. Y paralelo a eso, también la reactivación económica que tenemos que ir trabajando, que permitirá que nuestra comunidad vuelva nuevamente a caminar, en ese andar que estaba hasta antes de este siniestro”, concluyó.