Realizan más de 60 fiscalizaciones al trabajo agrícola de temporada

0
337

Respeto a la formalidad laboral. El director regional (s) del organismo, Félix Fuentes, explicó que de aquí a marzo se inspeccionarán predios, packings y transporte de trabajadores temporeros, como parte de un programa que abarcará en total a 12 regiones del país.   

Talca. Al menos 62 fiscalizaciones a predios, packings y transporte de trabajadores realiza la Dirección del Trabajo en el Maule como parte de su Programa Nacional de Fiscalización al Trabajo Agrícola de Temporada.

El programa se realiza entre este mes de enero y marzo en 12 regiones del país con el objetivo de proteger las condiciones laborales, sobre todo de higiene y seguridad, de estas trabajadoras y trabajadores.

Así lo anunció el director regional (s) del Trabajo, Félix Fuentes, quien explicó que en esta región se fiscalizarán al menos 21 predios, 6 packings y 35 transportes privados de temporeras y temporeros. 

FORMALIDAD LABORAL

Félix Fuentes explicó que “la Dirección del Trabajo tiene como meta ayudar a alcanzar el trabajo decente en nuestro país, lo que en el trabajo agrícola de temporada significa que se respete plenamente la formalidad laboral, esto es, contratos de trabajo, correcto pago de remuneraciones y cotizaciones previsionales, registros de asistencia, jornadas laborales que respeten los máximos permitidos y, en el terreno de la seguridad y salud, que no se exponga a trabajadoras y trabajadores temporeros a labores o situaciones que arriesguen su vida y salud”.

La autoridad añadió que el énfasis inspectivo en la seguridad y salud de quienes se desempeñan en esta actividad nace no solo de sus riesgos inherentes, sino que, principalmente porque “con una tasa del 3,9 por ciento, el trabajo agrícola es en nuestro país la segunda actividad productiva con mayor tasa de accidentabilidad, tras la industria manufacturera, habiendo registrado lamentablemente un alza del 4 por ciento entre los años 2020 y 2021”. 

ACCIDENTABILIDAD

En efecto, las últimas estadísticas de la Superinten-dencia de Seguridad Social revelan que la tasa de accidentabilidad de la agricultura, del 3,9 por ciento, es superior a la tasa nacional del 2,6 por ciento.   

Según la Organización Internacional del Trabajo, al menos 170 mil trabajadores y trabajadoras agrícolas mueren en el lugar de trabajo cada año a nivel mundial. 

En el país, el trabajo agrícola tiene una tasa de mortalidad del 5,5 por cada cien mil trabajadores y trabajadoras, lo que lo sitúa en el cuarto lugar de sectores con mayor fatalidad, tras transportes, energía/gas/agua y construcción. Aunque esta tasa disminuyó en el 31% entre los años 2020 y 2021, supera el promedio nacional del 2,9 por cada cien mil trabajadores.