Cáncer de mama: primera atención con baja lista de espera pero con falencias en cirugía reconstructiva

0
3488

Patología GES. “Tenemos una lista de espera muy baja para la derivación de patologías sospechosas, desde la atención primaria hacia el hospital, eso funciona muy bien”, aseguró la Dra. Carolina González. 

Talca. Un dato importante en el área de la salud:  el cáncer de mama  es la  primera  causa de muerte de las mujeres en nuestro país. Por ello, esta enfermedad es una patología GES (Régimen General de Garantías Explícitas en Salud), dada la importancia de su detección  precoz.

Para conversar más a fondo sobre este tema,  hablamos con la Dra. Carolina González Valdés, ginecóloga mastóloga del Programa de la Mujer,  en el Servicio de Ginecología del Hospital Regional de Talca (HRT), quien nos dio a conocer  sobre lo bueno  y lo malo de todo este sistema, los aspectos a mejorar y lo positivo que tiene la unidad,  como la baja lista de espera en la primera atención.   

“Tenemos una lista de espera muy baja  para la derivación de  patologías sospechosas,  desde la atención primaria hacia el hospital, eso funciona muy bien,  ya que desde que son evaluadas en atención primaria por hallazgos sospechosos de cáncer, pasan menos de tres semanas, hasta que son atendidas por un especialista en el hospital. Ahora cómo fluye todo el proceso adentro, ahí es donde se nos empieza a complicar la situación, pero en general el acceso es rápido”, reconoce la especialista.

CIRUGÍA RECONSTRUCTIVA

La Dra. González manifiesta que uno de los puntos más débiles en todo este proceso tiene que ver con la cirugía reconstructiva. “Las reconstrucciones diferidas es algo que no hemos podido manejar desde este hospital, debido a que no contamos con cirujanos plásticos,  y también debido a que las reconstrucciones en general no tienen un tiempo de espera máximo considerado por el GES, eso impide exigir al sistema su cumplimiento dentro de un plazo definido . Si bien está descrita dentro del programa GES,  no existe manera de hacer cumplir  al sistema de manera rápida”.     

Para mitigar este problema, se ha recurrido al tratamiento oncoplástico, un método que permite prevenir deformidades en la glándula mamaria, obteniendo un  buen resultado cosmético y oncológico, aumentando el número de cirugías que conserven la mama,  y así disminuir el número de pacientes que queden sin su mama, el objetivo  siempre es bajar  la tasa de mastectomía ( extirpación del seno) ,  que finalmente terminan requiriendo una reconstrucción completa. “ Por otro lado,  las pacientes que son candidatas a reconstrucción de manera inmediata, acceden a través del GES, pero a través de la búsqueda de un segundo prestador”, señala la profesional de la salud.

ACOMPAÑAMIENTO

Además sostiene, “por el hecho de ser mujer, se empatiza desde otra mirada distinta frente al cáncer de mama. Se intenta acompañar en el proceso, dentro del poco tiempo que nos brinda el sistema por cada paciente (15 minutos). Desde el punto de vista técnico, como becada del programa de Mastología de la Universidad de Chile, trato de entregar la mayor cantidad de herramientas y de lineamientos técnicos para hacer que el tratamiento esté lo más actualizado posible,  y que la paciente reciba el mejor manejo que nosotros como hospital le podamos entregar”, indica la Dra. González. 

Pero más allá de lo netamente profesional, Carolina González, reconoce que un buen tratamiento en el cáncer de mamás o cualquier patología oncológica en la mujer también se ve  influenciado con aspectos comunitarios, sociales. “Por ejemplo, nuestra región tiene altas tasas de ruralidad, hay muchas pacientes analfabetas que al no saber leer ni escribir,  no son capaces de hacer exigir estas garantías,  porque no entienden cómo funciona el sistema. 

Lamentablemente  no contamos con asistentes sociales, y ese también es un problema que hay que resolver, porque la atención debe ser más integral, y así ser verdaderamente oportunos en el tratamiento contra esta enfermedad”.