Recalcan que fuga de joven sentenciado por delitos sexuales ha sido “un golpe durísimo” para las víctimas

0
1201
El joven ahora está en calidad de prófugo de la justicia.

Se desconoce su paradero. “Si uno pudiera escoger un adjetivo, ha sido devastador”, señaló la abogada Joanna Heskia, quien representa a las dos víctimas del caso, en el que el joven Agustín O’Ryan Soler fue condenado a siete años de cárcel. 

CURICÓ. La abogada Joanna Heskia, quien representa a las dos menores de edad que, según lo dictaminado por la justicia, fueron víctimas del accionar de Agustín O’Ryan Soler (20 años), reconoció que la condición de prófugo que por estos días detenta el citado joven, ha significado “un golpe durísimo”, precisamente, “tanto para las víctimas como para sus familias”.
Cabe recordar que el pasado viernes, tras la lectura de la sentencia que estableció una pena de siete años de cárcel para Agustín O’Ryan Soler, proceso que se llevó a cabo a través de una audiencia telemática, personal de la PDI se trasladó hasta la residencia del joven, a fin de cumplir con lo dictaminado por la justicia. Dicho paso no fue concretado, ya que Agustín O’Ryan Soler simplemente ya no estaba en su domicilio, donde estaba cumpliendo con la medida cautelar de arresto domiciliario.
“Lograr una condena como se logró, con una sentencia muy bien fundamentada, una pena ejemplar de presidio efectivo, de llegar a ese momento, que es tan reparador, un momento tan esperado, donde se hace justicia, a pasar casi inmediatamente a que la sentencia no se puede hacer efectiva, realmente ha sido durísimo, tanto para las víctimas como para sus familias. Si uno pudiera escoger un adjetivo, ha sido devastador”, señaló la abogada en contacto con diario La Prensa. 

GRAVE SITUACIÓN
Heskia también se refirió a uno de los antecedentes que ayer dio a conocer, en un punto de prensa, la fiscal del caso Carmen Gloria Manríquez, en específico, el relacionado al control de la medida cautelar que pesaba sobre el joven, ejercicio que estaba en manos de personal de la Primera Comisaría de Carabineros de Curicó. En tal contexto, Manríquez recalcó que no hay registro de que se haya realizado tal acción los días miércoles 7 y jueves 8 de diciembre, justamente los días previos a la lectura de la sentencia.
“Creo que esto hay que investigarlo, hay que ver por qué no se controló estos dos días. Me parece que es una situación sumamente grave, que tiene que ser investigada de forma seria, qué fue lo que sucedió, qué fue lo que falló ahí”, subrayó la abogada. “Lo que nosotros entendemos es que los controles se estaban haciendo, se estaba supervisando, acotó”. 

LEGÍTIMA DUDA
Con tales datos, la abogada recalcó que es más que legítimo, por lo mínimo darle espacio a la duda, respecto al lugar donde realmente el condenado se encontraba el viernes 9 de diciembre, durante la audiencia, donde se dio a conocer que tenía que cumplir una pena de siete años privado de libertad por los delitos de violación y abuso sexual.
“La Policía de Investigaciones fue al poco rato a buscarlo. En ese sentido, uno duda si es que efectivamente estaba en su casa ese día. Yo tengo mis serias dudas”, dijo. “Lo que hizo él (Agustín O’Ryan Soler) es una torpeza. Ni siquiera se encontraba ejecutoriada la sentencia. Tiene la posibilidad y así lo van a hacer sus abogados, de presentar un recurso de nulidad todavía”, subrayó.  Justamente, la defensa del joven tiene hasta el lunes para ingresar dicha acción. “Los abogados ya avisaron que van presentar el recurso de nulidad y después van a renunciar (…) presentaron un escrito en el tribunal señalando que ellos no tenían conocimiento de que él se iba a escapar, ni menos que esa situación estuviera avalada por ellos, que por responsabilidad profesional no tienen otra posibilidad que presentar el recurso, pero después de eso pretendían renunciar al patrocinio y poder”, recalcó.