Curicó Unido enfrentará uno de sus partidos más importantes

0
1043
Mañana Curicó Unido juega otro duelo clave en su historia institucional.

Mañana es el gran día. El plantel que dirige Damián Muñoz concentra hoy en un hotel local comenzando a recibir todo el aliento y apoyo de los fervientes hinchas que se reunirán en un tradicional banderazo.

Por Rodrigo Orellana Salazar, periodista

CURICÓ. Mañana lunes, a las 17:30 horas, el Curicó futbolero se detendrá porque Curicó Unido enfrentará uno de sus partidos más importantes de su casi medio siglo de existencia.
Con arbitraje de Rodrigo Carvajal, los torteros recibirán a Ñublense de Chillán, en un viejo clásico siempre candente, picante y electrizante. Ambas escuadras han peleado palmo a palmo a lo largo de gran parte del torneo en la parte alta del campeonato y ha llegado la hora de la definición. Ambos suman 48 unidades y el juego en La Granja puede ser trascendental o bien alargará toda la definición a la fecha final de la próxima semana. Duelo de alto impacto, expectativa y de paridad de fuerzas en la previa.

EN EL PODIO
Hay momentos importantes en la historia del club, como su primer partido oficial por la Copa Isidro Corbinos en 1973 cuando tras su fundación (el 27 de febrero), el 20 de abril de aquel año, el Curi ganó 2-0 a San Antonio con doblete de Patricio Bonhomme. Trascendental han sido partidos definitorios donde no se ha podido sostener una permanencia o ganar una liguilla, pero el juego del 28 de diciembre de 2005 entra en el podio de los juegos importantes cuando, tras 15 años en Tercera División, el equipo debía ganar a Iberia, lo haría goleando 4-0 y con un resultado a favor en Iquique, el club se titulaba campeón y regresaba al fútbol profesional. Vibró la ciudad, tal como el 27 de octubre de 2008 cuando con el estadio La Granja, y el cerro Condell otra vez casi reventando de público, Curicó Unido vencía a Puerto Montt con cabezazo del paraguayo Riquelme y los albirrojos lograban por primera vez llegar a la Primera División. Partidos memorables al que se podría sumar en el registro a favor el de mañana, pues ganando, Curicó Unido firmará sus pasajes a la Copa Libertadores, con grandísimas opciones de jugar la fase de grupos del torneo continental, algo inédito para un club que en febrero de 2023 cumplirá 50 años de vida y que nunca ha disputado un torneo internacional. Ganando el partido entrará en este selecto grupo de encuentros inolvidables e históricos para el club, empatando quedaría al borde de hacerlo en la visita final del año ante Coquimbo, mientras que tropezando el encuentro tomaría matices magros como esa final de 2004 perdida ante los mismos chillanejos quedando con el grito de victoria en la garganta. La diferencia es que se juega en La Granja, lugar donde a la hora de disputar un partido trascendental, el Curi no ha tranzado y ha logrado su objetivo.   

JUNTO A TODOS
Se jugará a estadio lleno mañana en Curicó. La hinchada prepara un recibimiento como pocas veces visto, mientras el club alista una serie de acciones de motivación y entretención para el público en la previa, destacando la posible presencia de paracaidistas, en tanto, se evaluaba jugar con la indumentaria 2023 de Curicó Unido por iniciativa de la marca que viste a los albirrojos, algo que causaba cuestionamientos en la interna de los a veces cabaleros curicanos. En camarines y en la cancha el equipo de Damián Muñoz no podrá contar con tres de sus habituales jugadores titulares: Matías Cahais, Ronald De La Fuente y Yerko Leiva, abriendo dudas especialmente de quién será el lateral zurdo del equipo, en el gran factor al debe de la plantilla esta temporada.
El equipo concentra esta noche en un hotel local que seguramente deberá recibir a la hinchada curicana que desde hoy y hasta mañana acompañará al grupo de jugadores rumbo al estadio La Granja, recinto que puede ser nuevamente testigo de un partido inolvidable para las huestes albirrojas.